un blog para narrar la realidad de gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros en Cuba

Rebeldes con causa

Rebeldes con causa
Por: Leannes Imbert Acosta
En Cuba, aunque los homosexuales, bisexuales y transgéneros componen una minoría, el ritmo de crecimiento en la actualidad es significativo, sólo que hay muchos que aún acechan a las espera, entre las sombras.
Es este un país donde existen muchísimos prejuicios en cuanto a la homosexualidad. Aquí, todo el que no sea heterosexual y se rija por los patrones sexuales que nos han impuesto, es censurado en gran medida y llamado impuro.
Podríamos no dañar con nuestro amor a ninguna criatura viviente, podríamos volvernos más perfectos para la compresión y la caridad, a causa de nuestro amor, pero nada de eso parece salvarnos del flagelo de una sociedad donde un gran número de personas da la espalda a nuestras acciones más nobles, encontrando en nosotros, tan sólo corrupción y vileza.
Podemos ver hombres y mujeres (heterosexuales), corrompiéndose los unos con los otros, dejando caer sus pecados sobre sus hijos; podemos ver deslealtad, mentiras y traiciones entre esas personas a las que la sociedad mira con aprobación. Encontraremos que muchos se han vuelto duros de corazón, voraces, mezquinos, crueles y lujuriosos… entonces nos preguntamos, si hay tantas personas que, con una orientación sexual diferente a la de la mayoría, son mucho más merecedoras de respeto que esta gente, ¿Por qué nos censura la sociedad?
Somos muchos los que reclamamos nuestro derecho a “soñar nuestros sueños”. Este país tan complejo es de todos. Homosexuales, heterosexuales, transgéneros y bisexuales, debemos andar juntos. Pero para ello, debemos lograr una sociedad “verdaderamente culta”, donde impere la convicción de que la homosexualidad no es una enfermedad; es una orientación sexual como otra. Cualquiera con un mínimo de inteligencia y de sensibilidad que se acerque a lo que verdaderamente ocurre en Cuba en cuestiones de diversidad sexual, verá claramente que hay que romper, si vamos de buena fe, con toda una serie de esquemas caducados, fóbicos e inhumanos, cuya consecuencia ha sido, además de una fiera represión física y psíquica, sumir a miles de seres humanos en la desesperación, el miedo, el odio de sí mismos y la neurosis.
Si pasamos revista a los últimos 50 años, sobre todo, a los primeros años de Revolución, descubriremos recuerdos de una política heterosexista y homofóbica. Recordaremos atrocidades como las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), verdaderos Campos de Concentración instituidos entre los años 1965 y 1968; los acuerdos del primer Congreso de Educación y Cultura en 1971, que sancionaban a los que siendo homosexuales, ocuparan cargos artísticos o en la Educación. El propio Fidel Castro, dejó clara su postura homofóbica cuando en 1965 le dijera al periodista Lee Lockwood: “Nunca hemos creído que un homosexual pueda personificar las condiciones y requisitos de conducta que nos permitan considerarlo un verdadero revolucionario, un verdadero comunista. Una desviación de esa naturaleza choca con el concepto que tenemos de lo que debe ser un militante comunista.
Hoy, 50 años después, los homosexuales que formamos las generaciones que les han seguido a todos aquellos que fueron víctimas de tales atrocidades, somos los responsables de implantar en nuestra hora, la Libertad, el Respeto a la Diversidad Sexual y el ejercicio de la Confraternidad Humana.
Es cierto que, como declarara en 2003 para la revista Alma Mater, la fiscal del Dpto. de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial de Ciudad de la Habana, “los homosexuales cubanos no habían cuestionado abiertamente sus derechos, ni exigido otros, a diferencia de algunos países donde los ciudadanos han sido parte de movimientos sociales imposibles de ignorar institucionalmente, y que han conducido a conquistas como el matrimonio, el derecho a la pensión y la adopción por parejas del mismo sexo”.
En la actualidad, la realidad es otra. A pesar de que nuestro Gobierno, que se ufana de haber creado un estado de igualdad y de cumplir cabalmente los Principios Constitucionales, hace caso omiso a las solicitudes ante la Dirección de Registro de asociaciones y a las demandas ciudadanas, existe en Cuba, el OBSERVATORIO DE LOS DERECHOS LGBT, proyecto que tiene entre sus objetivos, velar por el respeto de los derechos humanos de las personas LGBT y, crear una mentalidad de respeto de las diferencias. Dicho proyecto es promovido por personas con firmes y justas convicciones.
Formamos un conjunto de ciudadanos dispuestos a hablar frente a frente y actuar en defensa de los Derechos humanos, para resolver los problemas que afectan las vidas y oscurecen el futuro de las personas LGBT en la isla.
A pesar de que la igualdad, la no discriminación, la diversidad y el respeto al ser humano, son cosas sencillas y básicas que no deberían perderse de vista entre la confusión y la complejidad de la Cuba de hoy, el Estado y nuestra sociedad, en alguna medida siguen imponiendo a las personas, normas relativas a la orientación sexual y la identidad de género a través de costumbres y leyes caducadas y homofóbicas y procuran controlar cómo las personas viven sus relaciones y cómo se definen a sí mismas.
La vigilancia, la coacción y las “advertencias” a las personas que promueven proyectos tan alentadores, siguen siendo algunas de las fuerzas que sustentan la perpetuación de la desigualdad basada en la Orientación Sexual.
No obstante, los homosexuales cubanos tenemos fe en que “con el tiempo, las estatuas decapitadas _como dijera un ensayista y crítico del ICAIC_ recuperarán sus cabezas”… es algo así como ese proyecto de nación integradora, por el que muchos han comenzado a luchar, sin proseguir esa lucha, vencidos ante las primeras batallas. Todos sabemos que, “las culturas _a decir del filósofo mexicano Leopoldo Zea_ suelen ser, por naturaleza, excluyentes”, pero pienso que si luchamos todos “juntos”, la nuestra, con tantas conquistas y tantos valores, puede serlo cada vez menos

*****************

Anuncios

PROTOCOLO DEL
OBSERVATORIO CUBANO DE LOS DERECHOS
LGBT

VISIÓN.
Es una Cuba donde las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT) no tengan que demostrar su humanidad ni reclamar sus derechos al ser reconocida y aplicada la universalidad de los derechos humanos en los órdenes jurídico e institucional y en las prácticas sociales, en el marco de una cultura de respeto de la diversidad como algo natural.

MISIÓN.
Promover y proteger los derechos humanos conforme a las normas y procedimientos de Naciones Unidas, con énfasis en los que afectan directamente a la comunidad LGBT, y realizar acciones, que por su impacto social, contribuyan a fomentar una cultura de aceptación de la diversidad como natural.

OBJETIVO GENERAL.
Desarrollar acciones que contribuyan a la eliminación de las concepciones y manifestaciones homofóbicas y a la incorporación a nuestra cultura del reconocimiento, como naturales, de las diversas orientaciones sexuales e identidades de género, que no deben ser en caso alguno motivos diferenciantes que menoscaben la igualdad en dignidad y derechos de los seres humanos.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS.
1. Promover y proteger los derechos humanos en su universalidad e indivisibilidad, con énfasis en los casos que afecten a los miembros del grupo social LGBT.

2. Denunciar las diversas formas de discriminación y violencia contra las personas de la comunidad LGBT, siguiendo las normas y procedimientos de la ley nacional, siempre que sea posible, y de la normativa internacional de los derechos humanos en todos los casos.

3. Desarrollar acciones educativas entre los miembros de la comunidad LGBT y heterosexuales, que ayuden a la eliminación de toda forma de discriminación, exclusión, diferenciación u otras lesivas a la dignidad humana, en las prácticas sociales.

4. Proponer y demandar, conforme a ley, a las autoridades correspondientes para que se modifiquen las normas legales nacionales en el sentido de su ajuste a la normativa internacional de los derechos humanos, y en particular en lo referente a lo que afecta más directamente a los miembros de la comunidad LGBT.

5. Promover la creación y permisividad de espacios para el disfrute, la recreación y la experiencia cultural de los LGBT con la posible participación de los heterosexuales que así lo decidan libremente.

6. Construir espacios de comunicación e intercambio cultural y social entre los miembros de las comunidades LGBT.

7. Formar a nuestros miembros en los principios de la cívica, con el objetivo de convertirnos en mejores ciudadanos y personas capaces de mejorar las relaciones sociales en nuestros medios: familia, vecindario, centro laboral y otros posibles.

LINEAS DE ACCIÓN.

  1. Propiciar la participación de miembros de la comunidad LGBT en cursos, seminarios y otros procedimientos pedagógicos, con el fin de que adquieran conocimientos sobre derechos humanos conforme a la concepción de los mismos proclamada por Naciones Unidas y otras organizaciones reconocidas por esta.
  1. Instruir por diversos medios, la adquisición de conocimientos de la ley nacional por parte de los miembros de nuestra comunidad.
  1. Facilitar medios para el estudio de nuestra historia, con énfasis en el papel en ella de personas LGBT, como forma de elevar el orgullo y enraizar la identidad de nuestra comunidad tanto entre sus miembros como entre heterosexuales.
  1. Realizar eventos de carácter cultural y recreativo como medios de fomentar la espiritualidad y su disfrute entre los miembros de nuestra comunidad y los heterosexuales que decidan participar en ellos.
  1. Construir bases de documentación sobre temas LGBT para la información y orientación de las personas que demanden sus servicios.
  1. Crear un Comité de Auditoría de homofobia institucionalizada, integrado por observadores de derechos humanos, encargados de monitorear toda expresión de homofobia dentro de las distintas instituciones.

ESTRATEGIA.
Todas nuestras acciones tendrán por base los principios básicos para los defensores de derechos humanos proclamados por Naciones Unidas, es decir:

  • Aceptación de la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos.
  • Falibilidad de nuestros observadores.
  • Uso exclusivo de métodos pacíficos.

Apelaremos en todos los casos a las instituciones nacionales como primera vía de solución de conflictos de todo tipo que afectan a los miembros de nuestra comunidad, reservándonos el derecho de invocar las organizaciones internacionales en los casos en que no recibamos respuestas o las recibidas no satisfagan nuestras expectativas.

Los miembros del Observatorio LGBT de Cuba serán identificados como Observadores LGBT y deberán compartir la visión, misión, objetivos y estrategia pero gozaran de plena autonomía en sus decisiones y acciones siempre que se mantengan dentro de los principios antes enunciados.

ESTRUCTURA INICIAL.
La estructura de nuestro Observatorio será horizontal, no jerarquizada, gozando todos sus miembros (Observadores LGBT) de iguales derechos y deberes, los cuales asumirán voluntariamente pero que, una vez asumidos, sean de estricta observancia.

Aunque sujeta a cambios según demanden la realidad y el crecimiento del número de miembros del observatorio, comenzamos con la siguiente estructura que incluye a miembros de nuestra comunidad y heterosexuales que comparten nuestra visión y misión:

Directora del Observatorio: Leannes Imbert Acosta.

Secretaria ejecutiva:

Asesor legal: Dr. René López

Asesor para Derechos Humanos: Profesor Moisés Leonardo Rodríguez Valdés.

Servicios de documentación e información: Gustavo Puentes

Delegados: Elizabeth García Guerra (zona oriental)
Ignacio Estrada Cepero (zona central)

SEDE.

No contamos aun con una sede permanente para el observatorio.

cobservatorio
(ileannes)

PROPUESTAS AL ESTADO CUBANO PARA EL RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS EN RELACIÓN CON LA ORIENTACIÓN SEXUAL Y LA IDENTIDAD DE GÉNERO.

La única forma constitucional en que un gobierno puede preservarse a sí mismo, consiste en dar a su pueblo la más completa libertad posible para elogiar, criticar o discutir todas las políticas gubernamentales como lo juzgue apropiado,
y expresar así, si así lo desea, que algunos de sus postulados más fundamentales son erróneos y deben ser modificados”.

Un proyecto del Observatorio cubano de los derechos lgbt
OBCUD LGBT
Año 2011

El siglo XXI, inevitablemente, habrá de traer a una porción de la raza humana, a las personas LGBT, sucesos que desenbocarán en libertad. Por tanto, en lugar de mirarnos los unos a los otros con recelo y desconfianza, estrechémonos las manos fraternalmente y tracemos, unidos, la línea que ha de marcar el término infranqueable de la intolerancia y la homofobia. Bórrense los nombres de HOMOSEXUALESyHETEROSEXUALES. Que sólo se escuche entre nosotros el de BUEN CIUDADANO, el de AMIGO FRANCO y RESUELTO de sus coterráneos, el de HONRADO DEFENSOR DE LOS DERECHOS DE LA HUMANIDAD.”
(Lic. Leannes Imbert acosta)

A pesar de que la Igualdad, la Diversidad, la No discriminación y el Respeto a los Derechos de todos los seres humanos, son cosas sencillas y básicas que no deberían perderse de vista entre la confusión y la complejidad de la Cuba de hoy, algunas instituciones estatales y la sociedad, siguen imponiendo a las personas normas relativas a la Orientación sexual y a la Identidad de género a través de costumbres y leyes caducadas y homofóbicas y procuran controlar cómo las personas viven sus relaciones y cómo se definen a sí mismas.
Por ello, los promotores del Observatorio cubano de los derechos LGBT (OBCUD LGBT), convencidos de que “Todos los ciudadanos (heterosexuales y homosexuales) debemos ser tratados del mismo modo, sin discriminación y sin juicios de valor que distingan entre buenas y malas personas”, lucharemos sin descanso, por la equidad y la igualdad. Lucharemos por no tener que seguir demostrando la humanidad de las personas LGBT en un país donde se supone, rige el sencillo principio de “Todos los derechos humanos para todos los seres humanos”.
Por tanto, apoyados en los Principios de Yogyakarta, adoptados en la Universidad de Gadjah Mada en Indonesia, del 6 al 9 de Noviembre de 2006, por 29 reconocidos especialistas de diversas disciplinas, procedentes de 25 países; amparados en la Declaración Universal de Derechos humanos y,
1. CONSCIENTES DE QUE:
“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y de que, los seres humanos de todas las Orientaciones sexuales e Identidades de género tienen derecho al pleno disfrute de todos los derechos humanos”,
(El derecho al disfrute universal de los derechos humanos)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Lleve a cabo programas de educación y sensibilización para promover y mejorar el disfrute universal de todos los derechos humanos por todas las personas, con independencia de su orientación sexual o la identidad de género;
Integre a sus políticas y toma de decisiones un enfoque pluralista que reconozca y afirme la complementariedad e indivisibilidad de todos los aspectos de la identidad humana, incluidas la orientación sexual y la identidad de género.
2. CONSCIENTES DE QUE:
“Todas las personas tienen derecho al disfrute de todos los derechos humanos, sin discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género, y de que todas las personas tienen derecho a ser iguales ante la ley, sin ninguna de las discriminaciones mencionadas”,
(Los derechos a la igualdad y a la no discriminación)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Consagre en la Constitución de la República o en cualquier otra legislación relevante, los Principios de la igualdad y de la No discriminación por motivos de Orientación sexual o Identidad de género y garantice la efectiva realización de estos Principios;
Adopte todas las medidas apropiadas, incluyendo programas de educación y capacitación, para alcanzar la eliminación de actitudes y prácticas prejuiciosas o discriminatorias basadas en la idea de la inferioridad o superioridad de cualquier orientación sexual, identidad o expresión de género.
3. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona, con independencia de su Orientación sexual o identidad de género, tiene derecho a la seguridad personal y a la protección del Estado frente a todo acto de violencia o daño corporal que sea cometido por funcionarios públicos o por cualquier individuo o grupo”,
(El derecho a la seguridad personal)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Adopte las medidas necesarias, a fin de prevenir todas las formas de violencia y hostigamiento relacionadas con la orientación sexual y la identidad de género y brinde protección contra éstas.
4. CONSCIENTES DE QUE:
“Ninguna persona debe ser arrestada o detenida en forma arbitraria y, es arbitrario el arresto o la detención por motivos de Orientación sexual o Identidad de género, ya sea en cumplimiento de una orden judicial o por cualquier otra razón”,
(El derecho de toda persona a no ser detenida arbitrariamente)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Emprenda programas de capacitación y sensibilización a fin de educar a Agentes de la Policía y otro personal encargado de hacer cumplir la Ley, acerca de la arbitrariedad del arresto y la detención en base a la orientación sexual o Identidad de género de una persona.
5. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona privada de su libertad debe ser tratada humanamente y con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano y, la Orientación sexual y la Identidad de género son fundamentales para la dignidad de toda persona”,
(El derecho de toda persona privada de su libertad a ser tratada humanamente)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Establezca medidas de protección para todas las personas privadas de su libertad que resulten vulnerables a la violencia o los abusos por causa de su Orientación sexual, Identidad de género o Expresión de género y asegure que dichas medidas no impliquen más restricciones a sus derechos de las que experimenta la población general de la prisión;
Asegure que las visitas conyugales, donde estén permitidas, sean otorgadas en igualdad de condiciones para todas las personas presas y detenidas, con independencia del sexo de la pareja;
Emprenda programas de capacitación y sensibilización dirigidos al personal penitenciario y a todos los otros funcionarios y funcionarias involucrados con los establecimientos de detención, sobre las Normas internacionales de Derechos humanos y los Principios de Igualdad y no discriminación, incluidos los referidos a la Orientación sexual y la Identidad de género.
6. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona tiene derecho al trabajo digno y productivo y a la protección contra el desempleo, sin discriminación por motivos de Orientación sexual o Identidad de género”,
(El derecho al trabajo)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Elimine toda discriminación por motivos de Orientación sexual o Identidad de género, a fin de garantizar iguales oportunidades de empleo y superación, incluyendo el empleo en funciones públicas y el servicio en la Policía y la fuerzas Armadas, y ponga en práctica programas apropiados de capacitación y sensibilización a fin de contrarrestar las actitudes discriminatorias.
7. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona tiene derecho a la educación, sin discriminación alguna basada en su Orientación sexual e identidad de género, y con el debido respeto hacia éstas”,
(El derecho a la educación)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Garantice que la educación esté encaminada a inculcar respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales, así como por la madre, el padre y familiares de cada niño, con espíritu de comprensión, paz, tolerancia e igualdad entre los sexos, teniendo en cuenta y respetando las diversas Orientaciones sexuales e Identidades de género;
Asegure que los métodos, currículos y recursos educativos sirvan para aumentar la comprensión y el respeto de, entre otras, la diversidad de orientaciones sexuales e identidades de género;
Garantice que las Leyes y políticas brinden a estudiantes, personal y docentes de las diferentes orientaciones sexuales e identidades de género, una protección adecuada contra todas las formas de exclusión social o violencia, incluyendo el acoso y el hostigamiento, dentro del ámbito escolar.
8. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, con independencia de su Orientación sexual o Identidad de género. Esto incluye la expresión de la Identidad o la personalidad mediante el lenguaje, la apariencia y el comportamiento, la vestimenta, las características corporales, la elección de nombre o por cualquier otro medio”;
(El derecho a la libertad de opinión y de expresión)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Adopte las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean necesarias, a fin de garantizar el pleno goce de la libertad de opinión y de expresión, respetando los derechos y libertades de otras personas, sin discriminación por motivos de Orientación sexual e identidad de género, incluyendo los actos de recibir y comunicar información e ideas, la promoción y defensa de los derechos legales, la publicación de materiales, la difusión, la organización de conferencias o participación en ellas (todo ello, relativo a la Orientación sexual e Identidad de género);
Adopte todas las medidas legislativas, administrativas o de otra índole que sean necesarias, a fin de asegurar el pleno disfrute del derecho a expresar la identidad o la personalidad, incluso a través del lenguaje, la apariencia y el comportamiento, la vestimenta, las características corporales, la elección de nombre o cualquier otro medio.
9. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas, incluso con el fin de manifestarse de manera pacífica, con independencia de su Orientación sexual o identidad de género. Las personas pueden crear, reconocer sin discriminación, Asociaciones basadas en la Orientación sexual o la Identidad de género, así como Asociaciones que distribuyan información a, o sobre personas de las diversas orientaciones sexuales o identidades de género”,
(El derecho a la libertad de reunión y asociación pacíficas)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Adopte todas las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean necesarias, a fin de asegurar los derechos a la organización, asociación, reunión y defensa pacíficas en torno a asuntos relacionados con la orientación sexual y la identidad de género, así como el derecho a obtener reconocimiento legal para tales Asociaciones y grupos;
Bajo ninguna circunstancia se impida el ejercicio de los derechos a la reunión y asociación pacíficas por motivos relacionados con la Orientación sexual e identidad de género y asegure que a las personas que ejerzan tales derechos, se les brinde una adecuada protección contra la violencia y el hostigamiento.
10. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona tiene el derecho a formar una familia, con independencia de su Orientación sexual o identidad de género”,
(El derecho a formar una familia)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Adopte todas las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean necesarias, a fin de asegurar el derecho a formar una familia, incluso a través del acceso a la Adopción o a la Reproducción asistida (incluyendo la inseminación por donante), sin discriminación por motivos de Orientación sexual o identidad de género;
Vele porque las leyes y políticas reconozcan la diversidad de formas de familias, incluidas aquellas que no son definidas por descendencia o matrimonio, y adopte todas las medidas legislativas, administrativas o de otra índole, necesarias para asegurar que ninguna familia sea sometida a discriminación basada en la Orientación sexual o identidad de género de cualquiera de sus integrantes;
Adopte todas las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean necesarias a fin de garantizar que cualquier obligación, derecho, privilegio o beneficio que se otorga a parejas de sexos diferentes que no están casadas, esté disponible, en igualdad de condiciones, para parejas del mismo sexo que no están casadas.
11. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona tiene derecho, individual o asociándose con otras, a promover la protección y realización de los derechos humanos, sin discriminación por motivos de Orientación sexual e identidad de género. Esto incluye las actividades encaminadas a promover y proteger los derechos de las personas de diversas orientaciones sexuales e identidades de género, así como el derecho a desarrollar y debatir nuevas normas relacionadas con los derechos humanos y a trabajar por la aceptación de las mismas”;
(El derecho a promover los derechos humanos)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Garantice la protección de los defensores y las defensoras de los derechos humanos que trabajan en asuntos relacionados con la Orientación sexual y la Identidad de género contra toda violencia, amenaza, represalia, discriminación de hecho o de derecho, presión o cualquier otra acción arbitraria perpetrada por el Estado o por agentes del orden público, en respuesta a sus actividades en materia de derechos humanos.
12. CONSCIENTES DE QUE:
“Toda persona cuyos derechos humanos sean violados, incluyendo los derechos citados anteriormente, tiene derecho a que, a las personas directa o indirectamente responsables de dicha violación, sean funcionarios o funcionarias públicos o no, se les responsabilice por sus actos de manera proporcional a la gravedad de la violación. No debe haber impunidad para quienes cometan violaciones a los derechos humanos relacionados con la Orientación sexual o la identidad de género”,
(Responsabilidad)
PROPONEMOS AL ESTADO CUBANO QUE:
Establezca procedimientos penales, civiles, administrativos y de otra índole, así como mecanismos de vigilancia, que sean apropiados, accesibles y eficaces, a fin de asegurar que, a quienes cometan violaciones a los derechos humanos relacionadas con la Orientación sexual o la Identidad de género se les responsabilice por sus actos;
Y tenemos la certeza de que, de esta forma, ayudaremos a reivindicar esa convicción de que “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”

Ciudad de la Habana
20 de Mayo de 2011.

A nombre de los ciudadanos cubanos que apoyamos estas propuestas:

MANUAL PARA PROMOVER Y PROTEGER EL DISFRUTE DE TODOS LOS DERECHOS HUMANOS POR PARTE DE LAS PERSONAS LESBIANAS, GAYS, BISEXUALES Y TRANSGÉNERO (LGBT)

  1. Introducción.

El presente documento es un manual operativo que puede utilizarse en los contactos con otras organizaciones internacionales y de la sociedad civil con el fin de promover y proteger los derechos humanos disfrutados por las personas lgbt.
Pretende posibilitar que los observadores y defensores de derechos humanos reaccionen voluntariamente ante casos de violaciones de los derechos de las personas lgbt y a las causas estructurales que originan dichas violaciones.
La orientación sexual y la identidad de género continúan utilizándose en Cuba para justificar graves violaciones de los derechos humanos. Las personas lgbt constituyen un grupo vulnerable y continúan siendo víctimas de discriminación, exclusión y maltrato flagrante.
El Observatorio cubano de los derechos lgbt (OBCUD LGBT) reivindica decididamente el derecho de todas las personas, sin discriminación, a disfrutar plenamente de todos los derechos humanos. La promoción y protección de los derechos humanos constituye un objetivo clave de la acción del OBCUD LGBT, que tratará activamente de promover y proteger el disfrute de todos los derechos humanos por parte de las personas lgbt.

El OBCUD LGBT se fundamenta en los valores de respeto a la dignidad humana, igualdad y el respeto de los derechos humanos. Estos valores son comunes a todos los observadores de derechos humanos que, en Cuba, forman una sociedad caracterizada por el pluralismo, la no discriminación, la tolerancia, la justicia, la solidaridad y la igualdad entre todos los seres humanos.
El OBCUD LGBT se compromete a promover dichos valores, a combatir la exclusión social y la discriminación y, a afirmar y promover sus valores en sus relaciones con el resto de los miembros y organizaciones de la sociedad civil cubana y del resto del mundo.

II. El disfrute de todos los derechos humanos de las personas lgbt.
Las personas lgbt tienen los mismos derechos que cualquier individuo, lo que incluye el derecho a la no discriminación en el disfrute de dichos derechos. Este principio está consagrado en las “Propuestas al Estado cubano para el respeto de los derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género”, que establecen un amplio ámbito de aplicación.
El OBCUD LGBT apoya rotundamente la Declaración sobre los Derechos humanos, la orientación sexual y la identidad de género de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), de Diciembre de 2008, que reafirma el Principio de no discriminación y condena las ejecuciones, detenciones arbitrarias o violación de los derechos humanos por motivos de orientación sexual e identidad de género.

III. Ámbitos de acción prioritarios.
Para promover y proteger eficazmente los derechos humanos que les asisten a las personas lgbt mediante la acción del OBCUD LGBT, este se centra en los siguientes ámbitos:

  1. Igualdad y no discriminación.

La discriminación es la cuestión más común a la que las personas lgbt tienen que hacer frente a diario. Estas prácticas discriminatorias pueden tener lugar en el centro de trabajo, la escuela, la comunidad y en toda la esfera pública, y son absolutamente contrarias al derecho de igualdad y no discriminación en el disfrute de los derechos humanos.
Las acciones del OBCUD LGBT en este ámbito se guían por lo siguiente:

  • Alentar al Estado, a las instituciones estatales y organizaciones no gubernamentales a que promuevan la igualdad y la no discriminación en el disfrute de todos los derechos humanos por parte de las personas lgbt, inclusive mediante la introducción de leyes y medidas legislativas nacionales que promuevan la igualdad y la no discriminación en el lugar de trabajo, la escuela, la comunidad y en toda la sociedad.
  • Identificar situaciones en las que el apoyo político, social e incluso, financiero, de otras organizaciones ofrecerían valor añadido a dicho trabajo.
  1. Apoyo y protección de los defensores de derechos humanos.

El Estado cubano debería respetar a los defensores de los derechos humanos tal y como se formula en la Declaración sobre el Derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales universalmente reconocidos (adoptada en 1998 por la AGNU). A pesar de ello, los defensores de derechos humanos (periodistas, activistas, abogados, sindicalistas, etc.), incluidos los que trabajan en la promoción y protección de los derechos humanos de las personas lgbt, se convierten con frecuencia en objeto de persecuciones y violaciones de sus derechos. El gobierno cubano prohíbe incluso, los debates públicos sobre la orientación sexual y restringe las libertades de asociación y de expresión al respecto.
Las acciones del OBCUD LGBT en este ámbito se guían por lo siguiente:

  • Alentar al Estado, a las instituciones estatales y organizaciones no gubernamentales, a que adopten una cultura de respeto general y reconocimiento del trabajo llevado a cabo por los defensores de derechos humanos, con inclusión de los derechos de las personas lgbt.
  • Sumarle constancia y valor a nuestro trabajo en este país donde, es harto sabido que no se respeta a los defensores de los derechos humanos de las personas lgbt.
  • Reaccionar ante las evidentes violaciones de los derechos en cualquier terreno (político, social, etc.), subrayar la posición del OBCUD LGBT en relación con dicho asunto y continuar su trabajo en el marco de las directrices del OBCUD LGBT sobre observadores y defensores de derechos humanos.

IV. Instrumentos operativos.

Supervisar los derechos de las personas lgbt:

  • Utilizar la lista de elementos de análisis/control (ver anexo 1) con el fin de seguir y controlar la situación de los derechos humanos disfrutados por las personas lgbt en Cuba con el fin de identificar avances/retrocesos.
  • Mantener contacto con organizaciones de la sociedad civil, con el fin de obtener información sobre casos de violaciones de derechos humanos de personas lgbt.

Informes periódicos:

  • Incluir en los informes periódicos un análisis de la situación de las personas lgbt, así como de los sucesos de violaciones de los derechos humanos con respecto a las personas lgbt y a defensores de derechos humanos.
  • Identificar casos individuales de evidentes violaciones de derechos humanos disfrutados por personas lgbt.
  • Medidas detalladas (por ejemplo, gestiones en sedes diplomáticas, plantear el asunto en ocasión de diálogos políticos) tomadas o planeadas para combatir presuntas o probadas violaciones de los derechos humanos.

Fichas informativas de derechos humanos:

  • Recoger la situación de las personas lgbt en fichas informativas de derechos humanos, tomando nota en particular de los casos de violaciones de derechos humanos contra estas personas.

Gestiones diplomáticas y declaraciones públicas:

  • Proponer y llevar a cabo gestiones en instituciones estatales y sedes diplomáticas, y declaraciones públicas sobre asuntos relacionados con cuestiones lgbt.
  • Debería reaccionarse ante acciones positivas realizadas para promocionar y proteger el pleno disfrute de los derechos humanos por parte de las personas lgbt en Cuba.

Casos individuales:

  • Proponer una acción específica, por ejemplo, gestiones institucionales o diplomáticas, cuando se tenga constancia de casos individuales bien documentados de presuntas o probadas violaciones de derechos humanos disfrutados por personas lgbt.

Asistencia a las vistas de los tribunales y visitas en prisión:

  • Asistir a las vistas de los tribunales y mostrar apoyo visible durante los procedimientos judiciales relacionados con los casos de violaciones de derechos humanos disfrutados por personas lgbt.
  • Pedir autorización para visitar a personas lgbt que se encuentran en prisión.

Diálogos políticos:

  • Plantear la situación de los derechos humanos de personas lgbt en diálogos políticos y sociales.
  • Plantear casos individuales, con el consentimiento de las personas involucradas, de violaciones de derechos humanos de personas lgbt.
  • Alentar al Estado cubano a que inicie cambios legislativos para garantizar la igualdad ante la ley de las personas lgbt.
  • Alentar al Estado cubano a que firme, ratifique o haga ambas cosas, respecto a instrumentos internacionales pertinentes, en particular el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), y retirar cualquier reserva relativa a dichos instrumentos.
  • Apoyar a organizaciones internacionales y de la sociedad civil cubana que están a favor de la promoción y protección de los derechos humanos de las personas lgbt, alentando una cooperación más estrecha en eventos multilaterales y promocionar sus esfuerzos como ejemplo a escala regional.

Apoyar los esfuerzos de la sociedad civil:

  • Facilitar mensajes de apoyo político cuando se crea que es útil.
  • Cuando resulte adecuado, promover la visibilidad de organizaciones locales que promueven los derechos humanos de las personas lgbt, por ejemplo, sirviendo de anfitriones por lo que respecta a debates y seminarios sobre asuntos pertinentes e incluyendo aspectos y ponentes lgbt; apoyando actos culturales, conferencias o proyectos sociales.
  • Consultar a las organizaciones de la sociedad civil sobre la manera de integrar a las personas lgbt.
  • Alentar a las organizaciones de la sociedad civil a que promuevan los derechos de las personas lgbt.

Mecanismos internacionales:

  • Sugerir que organizaciones lgbt de otros países y otros órganos regionales de derechos humanos se reúnan con organizaciones no gubernamentales locales que trabajan en la promoción y protección de los derechos humanos de las personas lgbt.
  • Alentar a los grupos locales a incluir información sobre la situación de las personas lgbt en sus informes alternativos.

Misiones de visitas a sedes diplomáticas acreditadas en Cuba:

  • Incluir información sobre la situación de las personas lgbt en el material informativo brindado a las diferentes sedes diplomáticas y, alentarles para que planteen el asunto a las instituciones del gobierno y para que se reúnan con defensores de derechos humanos que trabajen en la promoción y protección de los derechos humanos de las personas lgbt.

Naciones Unidas:

  • Manifestar la necesidad de que Cuba de cumplimiento a la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948), en la que el principio de universalidad de los derechos humanos se consagra en el artículo 1 en el que proclama: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.
  • Alentar al Estado cubano a que adopte las medidas necesarias, en particular legislativas o administrativas, para garantizar que las violaciones de derechos humanos de las personas lgbt se investiguen y sus autores deban rendir cuentas y comparecer ante la justicia; y también a que garantice una adecuada protección de los defensores de derechos humanos, y a que elimine los obstáculos que puedan impedirles llevar a cabo su trabajo.
  • Alentar al Estado cubano a que tenga en cuenta las recomendaciones que figuran en el informe del Congreso Mundial sobre Derechos Humanos, Orientación Sexual e Identidad de Género, celebrado en París en Mayo de 2009.

Otros mecanismos:

  • Alentar a otras organizaciones internacionales pertinentes a que den pasos adecuados para animar al Estado cubano a ratificar y dar cumplimiento a las reglas y normas internacionales pertinentes relativas al disfrute de de los derechos humanos por las personas lgbt.

*********************************

Anexo 1

Lista de elementos de análisis/control de la situación relativa a cuestiones relacionadas con los derechos humanos de las personas lgbt.

Cuestiones relacionadas con derechos humanos Indicadores Fuentes de información
1.Derecho a no ser sometido a torturas ni tratos crueles, inhumanos o degradantes.
1.1 ¿La policía u otros cuerpos de seguridad somete sistemáticamente a las personas lgbt a torturas? ¿se cuenta con informes fiables de personas lgbt que han sido torturadas por la policía u otros cuerpos de seguridad durante investigaciones o encarcelamientos?¿ Se han investigado y perseguido tales casos? Testimonios, informes de la prensa independiente; ONG, bitácoras y sitios web; informes de observadores de derechos humanos, etc.
1.2 ¿Han ofrecido la policía y otros agentes de seguridad la adecuada protección a personas lgbt? ¿Se investigan y persiguen actos de violencia contra personas lgbt? Testimonios, informes de la prensa independiente; ONG, bitácoras y sitios web; informes de observadores de derechos humanos, etc.
2.Derecho a la igualdad ante la ley y no discriminación.
2.1 ¿Disfrutan las personas lgbt de una protección igual y efectiva contra toda discriminación ante la ley? ¿Discrimina la legislación por razón de orientación sexual e identidad de género? ¿Abarca la legislación contra la discriminación la orientación sexual y la identidad de género? Testimonios; legislación contra la discriminación; códigos en general, asociaciones jurídicas; ONG, bitácoras y sitios web.
3.Derecho a la privacidad
3.1 ¿Se utilizan otras leyes relativas a la moralidad o al orden público para ilegalizar relaciones entre personas del mismo sexo? ¿Realizan las autoridades redadas en fiestas privadas, o impiden que las personas lgbt manifiesten su amor en público mediante abrazos u otras caricias? Testimonios, informes de la prensa independiente; código penal; asociaciones de abogados.
3.2 ¿Puede una persona transgénero disfrutar de todos los derechos de su nuevo género asignado, con inclusión del derecho a contraer matrimonio? Desde una perspectiva legal, ¿recibe el mismo trato una persona transgénero a la que se le ha asignado un nuevo género que otra persona del mismo género? Asociaciones jurídicas; personas oficialmente autorizadas para celebrar matrimonios.
4.Derecho de asociación
4.1 ¿Pueden las personas lgbt establecer asociaciones que representen sus intereses? ¿Prohíbe la ley dichas asociaciones? Si no es el caso, ¿resultan en la práctica ilegales debido al hostigamiento oficial? ¿Sus miembros sufren consecuencias negativas por el hecho de serlo? Legislación relativa a las Asociaciones, informes de ONG; sindicatos.
5.Libertad de reunión
5.1 ¿Pueden las asociaciones de personas lgbt organizar acontecimientos públicos tales como marchas del Orgullo Gay o acontecimientos culturales o sociales? ¿Tienen lugar tales acontecimientos sin que medien excesivos obstáculos políticos?¿Se ven presionados los administradores de locales estatales para que no los alquilen para acontecimientos de personas lgbt? Legislación sobre el derecho de reunión; informes en la prensa independiente, etc.
6.Derecho de información y expresión
6.1 ¿Permite la legislación vigente periódicos/sitios web/programas o películas en la radio o en la televisión que traten asuntos relativos a personas lgbt?
¿Encuentran trabas en su funcionamiento?
¿Están a la venta pública periódicos o revistas lgbt?¿Pueden los espectáculos y películas de la radio o de la televisión tratar aspectos de la vida de las personas lgbt? ¿Al ofrecer información sobre asuntos relativos a personas lgbt se pretende informar o incitar al rechazo? ¿Existe presión oficial sobre los distribuidores y los organismos de radiodifusión para que eviten la difusión de imágenes positivas de personas lgbt? Lo que se muestra en puestos de periódicos y en librerías en todo el país; informes en periódicos y sitios web; informes de derechos humanos y ONG de personas lgbt.
7.Derecho al trabajo
7.1 ¿Sufren las personas que se sabe o se sospecha que son lgbt discriminación en su derecho al trabajo? ¿Tienen las personas lgbt que ocultar su orientación sexual o su identidad de género en su lugar de trabajo o cuando solicitan un trabajo? ¿Se les despide legalmente si se descubre que son lgbt? ¿Existe algún tipo de protección jurídica contra la discriminación por razón de orientación sexual o identidad de género? Testimonios; informes de periódicos independientes y de sitios web; bitácoras y grupos de personas lgbt; sindicatos.
8.Derecho a la salud
8.1 ¿disfrutan las personas lgbt de igualdad de acceso a las instalaciones sanitarias para los asuntos que las conciernen? ¿Disfrutan las personas lgbt de acceso a servicios sanitarios confidenciales y adecuados? ¿Existe información adecuada dirigida a las personas lgbt sobre prevención de las ITS y VIH/SIDA? ¿Se niega algunos servicios de sanidad a personas lgbt, por ejemplo, atención sanitaria reproductiva a lesbianas? Grupos lgbt; asociaciones médicas profesionales; Ministerio de Salud.
9.Derecho de los niños
9.1 ¿Sufren los niños discriminación debido a su orientación sexual o identidad de género? ¿Se discrimina a los niños debido a su orientación sexual o identidad de género? ¿Tiene la orientación sexual o la identidad de género de progenitores lgbt consecuencias negativas en la situación de sus hijos? Legislación contra la discriminación; legislación sobre los derechos de los niños; legislación sobre tutela, sucesión, asociaciones jurídicas; ONG de derechos de los niños y de personas lgbt.

*****************************

EMPLAZADA MARIELA CASTRO A DIALOGAR CON EL OBCUD LGBT
Por: Leannes Imbert Acosta
Observatorio cubano de los derechos lgbt

La Sra. Mariela Castro, orgullosa de pertenecer a la cepa de los Castro y con palabras cargadas de evidente desprecio, ha cometido la falta de sensatez de hablar sobre lo que no sabe. Y digo esto porque no quiero pensar que se haya contagiado ya con esa penosa y detestable enfermedad que padecen los Castro, que los hace satanizar, difamar y reprimir a todo el que contradiga el discurso oficial.
Esta señora, “sin saber lo que dice”, anda afirmando por estos días, que la boda de Ignacio Estrada Cepero y Wendy Iriepa, el Observatorio Cubano de los Derechos LGBT y otros proyectos que desarrollan activistas lgbt (no oficiales), son formas de seguirle el juego al imperialismo. A juzgar por Mariela Castro, “el Imperio nos está enviando dinero para desarrollar todas estas actividades “tendientes a derrocar al gobierno” y, lo que hacemos y nuestra lucha, no obedece a la situación de discriminación, represión y exclusión a que estamos sometidos los homosexuales cubanos sino, al pago que recibimos, convirtiéndonos así en mercenarios”.
Nos gustaría aclararle a esta señora, que sin ser lesbiana, bisexual o transgénero (al menos no abiertamente), se ha erigido como defensora implacable de las personas lgbt, que ella no tiene ni tendrá idea nunca de lo que hemos sufrido los homosexuales cubanos por culpa de este régimen tan represor y homofóbico y, a diferencia del CENESEX, que recibe grandes sumas de dinero de diferentes ONGs para una labor que no realiza, los miembros del OBCUD LGBT no necesitamos que nos pague nadie para luchar y exigir el respeto de los derechos de las personas lgbt a cualquier precio.
Usted, Mariela Castro, no está interesada verdaderamente en el destino de las personas lgbt; está muy interesada, eso sí, en lograr que esos socios de Europa y el resto del mundo crean que también en Cuba el gobierno comienza a reivindicar los derechos lgbt. Está interesada en que todas esas ONGs que colaboran con CENESEX sigan creyendo que Cuba, gracias a usted, se va convirtiendo poco a poco en un paraíso para los homosexuales.
Ojalá quiénes la ayudan en esa farsa, se dieran cuenta de que, si estuviera usted interesada verdaderamente en el bienestar de las personas lgbt de la isla, no sólo hubiera hecho lo posible para que las personas transexuales vieran su sueño hecho realidad sino, que habría llevado a cabo una verdadera campaña para promover respeto a la Diversidad sexual y no hubiera hecho caso omiso a tantas propuestas que le hemos hecho, y que acabarían con tanta homofobia dentro de las escuelas, las familias y la comunidad.
Si estuviera verdaderamente interesada en el bienestar de las personas lgbt, habría escuchado lo que un proyecto como el nuestro, aunque sin recursos, ha propuesto tantas veces a CENESEX.
Le sugerimos , señora Castro, que se informe un poco más con los agentes de “un cuerpo tan informado”, como lo es la Seguridad del Estado y, así no tendría que estar difamando y afirmando cosas que no son ciertas. Si estuviéramos ahora mismo en un país con un verdadero Estado de derecho, la demandaríamos por difamación y nuestros mejores testigos serían esos agentes de la Seguridad del Estado y sus informantes voluntarios, que saben a ciencia cierta que los miembros del OBCUD LGBT no hemos recibido ni un centavo para hacer nuestra labor.
Aunque no vivimos en un país democrático, la emplazamos, Mariela Castro Espín, a tener un diálogo sincero y respetuoso. La emplazamos a exponer públicamente nuestros criterios y a encontrar juntos, el OBCUD LGBT y el CENESEX, una solución a los problemas que afectan las vidas de las lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros cubanos. La emplazamos, a demostrar que en verdad está usted interesada en el futuro de los lgbt y no únicamente en lograr una opinión favorable para un gobierno que ha dejado sin sonrisa y sin futuro a tantos cubanos.

El gobierno de la isla debe saldar su deuda con “todos los homosexuales cubanos”.
Mucho se ha hablado por estos días de las celebraciones por el centenario del nacimiento de Virgilio Piñera, ese importante escritor cubano que fue marginado en los años setenta por el solo “delito” de ser homosexual.
Según el periódico Granma (órgano oficial del Partido comunista de Cuba), “una de las más grandes deudas de la cultura cubana quedará saldada con estos festejos”. Estoy segura de que Virgilio hubiera muerto feliz si el gobierno se hubiera dado cuenta antes, del error que cometía.
Tuvieron que pasar más de cuatro décadas para que Fidel Castro reconociera la responsabilidad de su “Revolución” en la fiera represión que se orquestó contra los homosexuales durante los años 60 y 70; para que admitiera que “aquello había sido un error muy grande”. Hasta Antón Arrufat, que fue otro de los marginados por ser homosexuales o tener criterios políticos diferentes a los oficiales durante el “Quinquenio gris” (1971- 1975), además de ser amigo y albacea literario de Piñera, tuvo que esperar más de 40 lustros para homenajear y reconocer el valioso aporte de este dramaturgo, poeta, novelista y crítico a la cultura cubana.
Si bien es cierto que no sirve de nada pedir ahora las cabezas que debieron rodar en aquel momento, también lo es, que no basta que los intelectuales y el gobierno intenten (con homenajes) restañar heridas por aquel período. Los homosexuales que formamos hoy las generaciones que les han seguido a todos aquellos que fueron víctimas de tantos crímenes homofóbos, como las UMAP, los Acuerdos del primer Congreso de educación y cultura (que sancionaban a los que, siendo homosexuales, ocuparan cargos artísticos o en la educación), el ostracismo a que fueron condenados tantos homosexuales cubanos, somos los responsables de acabar con la discriminación e implantar el respeto pleno de los derechos de las personas LGBT. Y el inicio de ese camino debe ser, exigir al gobierno de esta isla, sobre todo al autor intelectual de aquellos crímenes, Fidel Castro, unas sinceras disculpas.
Exigimos, a nombre de los vivos y los muertos, víctimas de tanta homofobia y tanto odio, que se disculpe públicamente quien, al frente de esta “revolución”, dejó sin sonrisa, sin futuro y sin sueños, a tantos seres humanos.
Si el gobierno tiene verdadera intención de saldar su deuda con los homosexuales cubanos, lo emplazamos a que nos permita (a la comunidad lgbt) establecer un diálogo respetuoso con él, exponer nuestras demandas y, sobre todo, a que comience de una buena vez, a respetar los derechos humanos que por tanto tiempo les han sido negados a los homosexuales, los bisexuales, los transgéneros y también, a los heterosexuales de la isla.

Boletín delOBSERVATORIOCUBANODE LOS DERECHOS LGBT
Julio/ Agosto de 2011
Primero te ignoran; luego se ríen de ti; después te atacan… y entonces ya has ganado”
Mahatma Gandhi

EQUIPO DE REDACCIÓN:
Leannes Imbert Acosta
Gustavo Puentes
Moisés Leonardo R. Valdés

COMPOSICIÓN COMPUTARIZADA:
Elizabeth García

FOTO DE PORTADA:
“Paseo del Orgullo Gay” el 28 de Junio de 2011.

CONTÁCTENOS A TRAVÉS DE:
cobservatorio
Teléfono: 870 8331

EN ESTE NÚMERO:
EDITORIAL:
Rebeldes con causa/ Leannes I. Acosta.
NOTICIA DE IMPACTO:
El primer “Paseo del Orgullo Gay”.
LO QUE DICE EL ESPECIALISTA:
El deseo homosexual según Freud.
Criterios erróneos sobre la homosexualidad.
Por qué salir del armario.
TESTIMONIOS:
Sal del clóset. Date la oportunidad de ser tú mism Leannes I. Acosta
Saliendo del clóset ganamos paz/ Gustavo Puentes.

CRISTIANISMO Y HOMOSEXUALIDAD:

Lo que dice la Biblia.

“Sí” a la orientación y al comportamiento homosexual.

HOMOSEXUALES EMINENTES:
Walt Whitman (1819-1892)
Juan Gabriel (1950)
Ricky Martin

EDITORIAL:
Rebeldes con causa
En Cuba, aunque las lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros componen una minoría, el ritmo de crecimiento en la actualidad es significativo, sólo que hay muchos que aún acechan a las espera, entre las sombras.
Es este un país donde existen muchísimos prejuicios en cuanto a la homosexualidad. Aquí, todo el que no sea heterosexual y se rija por los patrones sexuales que nos han impuesto, es censurado en gran medida y llamado impuro.
Podríamos no dañar con nuestro amor a ninguna criatura viviente, podríamos volvernos más perfectos para la compresión y la caridad a causa de nuestro amor, pero nada de eso parece salvarnos del flagelo de una sociedad donde un gran número de personas da la espalda a nuestras acciones más nobles, encontrando en nosotros, tan sólo corrupción y vileza.
Podemos ver hombres y mujeres (heterosexuales), corrompiéndose los unos con los otros, dejando caer sus pecados sobres sus hijos; podemos ver deslealtad, mentiras y traiciones entre esas personas a las que la sociedad mira con aprobación. Encontraremos que muchos se han vuelto duros de corazón, voraces, mezquinos, crueles y lujuriosos… entonces nos preguntamos, si hay tantas personas que, con una orientación sexual o una identidad de género diferente a la de la mayoría, son más merecedoras de respeto que esta gente, ¿Por qué nos censura la sociedad?
Somos muchos los que reclamamos nuestro derecho a “soñar nuestros sueños”. Este país tan complejo es de todos. Homosexuales, heterosexuales, bisexuales y transgéneros debemos andar juntos. Pero para ello, debemos lograr una sociedad “verdaderamente culta”, donde impere la convicción de que las diferentes orientaciones sexuales son algo personal, de carácter íntimo, que no admite marginación.
Cualquiera con un mínimo de inteligencia y de sensibilidad que se acerque a estas líneas, verá claramente que hay que romper, si vamos de buena fe, con toda una serie de esquemas caducados, fóbicos e inhumanos, cuya consecuencia ha sido, además de una fiera represión física y psíquica, sumir a miles de seres humanos en la desesperación, el miedo, el odio de sí mismos y la neurosis.
Si pasamos revista a los últimos 50 años, sobre todo, a los primeros años de Revolución, descubriremos recuerdos de una política heterosexista y homofóbica. Recordaremos atrocidades como las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), verdaderos Campos de Concentración instituidos entre los años 1965 y 1968; los acuerdos del primer Congreso de Educación y Cultura en 1971, que sancionaban a los que siendo homosexuales, ocuparan cargos artísticos o en la Educación. El propio Fidel Castro, dejó clara su postura homofóbica cuando en 1965 le dijera al periodista Lee Lockwood: “Nunca hemos creído que un homosexual pueda personificar las condiciones y requisitos de conducta que nos permitan considerarlo un verdadero revolucionario, un verdadero comunista. Una desviación de esa naturaleza choca con el concepto que tenemos de lo que debe ser un militante comunista.”
Hoy, 50 años después, los homosexuales que formamos las generaciones que les han seguido a todos aquellos que fueron víctimas de tales atrocidades, somos los responsables de implantar en nuestra hora, la Libertad, el Respeto a la Diversidad Sexual y el ejercicio de la Confraternidad Humana.
Es cierto que, como declarara en 2003 para la revista Alma Mater, la fiscal del Dpto. de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial de Ciudad de la Habana, “los homosexuales cubanos no habían cuestionado abiertamente sus derechos, ni exigido otros, a diferencia de algunos países donde los ciudadanos han sido parte de movimientos sociales imposibles de ignorar institucionalmente, y que han conducido a conquistas como el matrimonio, el derecho a la pensión y la adopción por parejas del mismo sexo”.
En la actualidad, la realidad es otra. A pesar de que nuestro Gobierno, que se ufana de haber creado un estado de igualdad y de cumplir cabalmente los Principios Constitucionales, ha hecho caso omiso a nuestras solicitudes ante la Dirección de Registro de asociaciones y a nuestras demandas, existe en Cuba, el
Observatorio cubano de los derechos LGBT (OBCUD LGBT), proyecto que tiene entre sus principales objetivos, lograr una sociedad donde las personas LGBT “no tengamos que seguir demostrando nuestra humanidad ni reclamando nuestros derechos”. El OBCUD LGBT es promovido por personas con firmes y justas convicciones. Formamos un conjunto de ciudadanos dispuestos a hablar frente a frente y actuar en defensa de nuestros derechos, para resolver los problemas que afectan las vidas y oscurecen el futuro de las personas LGBT en la isla.
A pesar de que la igualdad, la no discriminación, la diversidad y el respeto al ser humano, son cosas sencillas y básicas que no deberían perderse de vista entre la confusión y la complejidad de la Cuba de hoy, el Estado y nuestra sociedad, en alguna medida siguen imponiendo a las personas, normas relativas a la orientación sexual y la identidad de género a través de costumbres y leyes caducadas y homofóbicas y procuran controlar cómo las personas viven sus relaciones y cómo se definen a sí mismas.
La vigilancia, la coacción y las “advertencias” a las personas que promovemos proyectos tan alentadores, siguen siendo algunas de las fuerzas que sustentan la perpetuación de la desigualdad basada en la Orientación Sexual.
No obstante, los homosexuales cubanos tenemos fe en que “con el tiempo, las estatuas decapitadas _como dijera un ensayista y crítico del ICAIC_ recuperarán sus cabezas”… es algo así como ese proyecto de nación integradora, por el que muchos han comenzado a luchar, sin proseguir esa lucha, vencidos ante las primeras batallas. Todos sabemos que, “las culturas _a decir del filósofo mexicano Leopoldo Zea_ suelen ser, por naturaleza, excluyentes”, pero pienso que si luchamos todos “juntos”, la nuestra, con tantas conquistas y tantos valores, puede serlo cada vez menos

NOTICIA DE IMPACTO:

El primer “Paseo del Orgullo Gay”.
El 28 de Junio, a las tres de la tarde, decenas de activistas lgbt y otros miembros de la sociedad civil, desfilaron por el Paseo del Prado para celebrar el Día del Orgullo Gay.
Agitando banderas con el símbolo del arcoíris los miembros del OBCUD LGBT y otros ciudadanos protagonizaron la primera manifestación gay en Cuba no patrocinada por el gobierno, a pesar de la fuerte presencia policial y las advertencias de la Seguridad del Estado.

El evento sirvió para visualizar a la comunidad lgbt, a esas personas lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros de la isla, que por tanto tiempo han asechado a la espera, entre la sombras.

********************

LO QUE DICE EL ESPECIALISTA:

EL DESEO HOMOSEXUAL, SEGÚN FREUD
Para Freud, el homosexual es aquella persona, hombre o mujer, cuyo objeto sexual es otra persona de su mismo sexo, y por el solo hecho de su orientación sexual, no puede ser considerado como “degenerado”. Da varios argumentos para justificar su afirmación. Entre ellos, que la homosexualidad se da en personas normales, “que no muestran otras graves anormalidades y cuya capacidad funcional no se halla perturbado”. Otro argumento es que, la homosexualidad se da incluso en personas “que se distinguen por su gran desarrollo intelectual y elevada cultura ética”. Freud se opone rotundamente no sólo al hecho sino también a la tentativa de separar a los homosexuales del resto de la humanidad, de marginarlos como un grupo aparte.
Según este psicoanalista, el deseo homosexual es universal, está presente en todo ser humano. La sexualidad de toda persona incluye esencialmente una dimensión homosexual. Todo individuo ha llevado a término, al menos en su inconsciente, una elección homosexual de objeto. La disposición para la homosexualidad no constituye ninguna excepción, ninguna anormalidad, sino que forma parte de todo ser normal. Para Freud la actitud primaria y original de todo ser humano radica en la posibilidad de orientarse indistintamente hacia personas de uno u otro sexo. Serán las restricciones sociales, las que facilitarán el predominio de uno de otro.

CRITERIOS ERRÓNEOS SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD.
(tomado de “Más que amigas”, de Jennifer Quiles)

La homosexualidad es de origen genético u hormonal.
Hasta ahora no se ha demostrado nada de esto, hoy por hoy no se conocen causas de la homosexualidad, pero tampoco las de la heterosexualidad. Así que si la ciencia no lo sabe, si no hay forma humana de saberlo, ¿para qué perder el tiempo preguntándotelo? ¿Qué hay más allá de nuestro Universo? ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? Por otro lado, ¿para qué queremos saber cuál es la causa? ¿Para evitarlo? ¿Por qué?.
La homosexualidad se puede curar.
Hasta 1973 la homosexualidad era considerada una enfermedad mental. Pero en ese año la Asociación Americana de Psiquiatría dejo de incluirla en al lista de trastornos mentales. Puesto que no es una enfermedad, no hay que plantearse ninguna cura. Si alguna vez encuentras a un terapeuta que te ofrezca algún tratamiento, piensa que te están engañando
La homosexualidad es antinatural.
Esto tampoco es cierto. Si la homosexualidad ha existido siempre a lo largo de la historia, si más o menos un 10 por ciento de la población es homosexual, ¿no es natural por tanto en el ser humano? Lo que sería antinatural es forzar a tu hija a que vaya en contra de su naturaleza. Piensa sobre ello. ¿Tú podrías ir en contra de la tuya?.
Mi hija es lesbiana porque alguien la ha pervertido.
Si tu hija ha tenido una relación con otra mujer es porque ha querido. La homosexualidad no es algo que se trasmita por contacto. Lo eres o no lo eres. Nadie va a hacer que te hagas homosexual si realmente no lo eres.

***************************

¿POR QUÉ SALIR
DEL ARMARIO?
(Tomado de MÁS QUE AMIGAS,
De Jennifer Quiles.)

Para empezar, vamos a definir lo que significa SALIR DEL ARMARIO. En el presente trabajo usaremos ese término para referirnos a dar a conocer a los demás nuestra orientación sexual, no importa si lo anuncias de forma voluntaria o si lo demuestras con naturalidad, a través de tu comportamiento y tus actitudes cotidianas. La cuestión es que los otros sepan que no eres heterosexual.
Mucha gente se pregunta qué necesidad tenemos gays, lesbianas y bisexuales de contarlo si los heteros no van diciendo por ahí: “Hola, me llamo Tal y soy hetero”. Pero esta frase está mal planteada. No se trata de que nosotros necesitemos anunciar: “Hola, soy lesbiana o bi”, sino de hacer lo mismo que cualquier ser humano. Es decir, ser nosotros mismos en cada momento, sin tener que ocultarnos o fingir cosas que no somos.
Además, los heteros sí que dicen que lo son. No lo hacen de forma directa, sino con muchos otros mensajes indirectos. Ellos no dudan a la hora de hablar de sus parejas. A lo largo del día se producen infinidad de situaciones de comunicación en que ofrecen datos de su vida privada. Ya sea porque hablan en plural refiriéndose a su familia, ya sea porque directamente mencionan a sus esposos, esposas, novias o compañeros. Sin embargo, debido a la doble moral de esta sociedad heterosexista, si una lesbiana hace lo mismo, se le acusa de ir pregonándolo. Y la gente se incomoda con eso.
También hay quien cree que no hay que decirlo porque ya se sobrentiende. Sin embargo, no siempre es así. Mucha gente parece que lo sabe y en realidad simplemente está negando lo que ve. Dar por supuestas algunas cosas también puede ser una forma de reprimirte. Si has de estar midiendo lo que dices, lo que muestras, lo que haces, créeme, al cabo del día es muy agotador.
¿POR QUÉ ES BUENO SALIR DEL ARMARIO? Porque estar dentro implica llevar doble vida. Es decir, servirse de estrategias de simulación y camuflaje, secretos y mentiras. ¿ALGUIEN PUEDE CONVENCERME DE QUE TODO ESO ES BUENO? Quizá para un espía o una secta secreta lo sea, pero nosotros somos gente corriente (bueno, supongo
que habrá algún espía gay o lesbiana, seguro que será un maestro en el arte de disimular). Mantener ese secretismo en tu vida cotidiana supone un esfuerzo mental bastante importante y todo ese esfuerzo puede influir en tus relaciones afectivas, en tu sexualidad, en tu carrera profesional.
Puede provocarte angustia, ansiedad, estrés y otras consecuencias psicológicas, dependiendo de tu personalidad y tu capacidad para afrontar esa situación. Fingir y mentir en muchos ámbitos de tu vida puede llegar a desquiciarte por completo.
Por otro lado, las relaciones que estableces con los demás nunca son sinceras, puesto que estás ocultando una parte importante de ti y es gracias a eso que los otros te soportan. No tienes idea de cómo reaccionarían si supieran que no eres heterosexual. Si seguirían manteniendo el vínculo contigo. En realidad, no te conocen. Ocultando parte de ti, nunca establecerás relaciones profundas e íntimas con los demás.
Cada vez que dices que estás soltera cuando en realidad tienes pareja, estás mintiendo. Cada vez que llamas amiga a tu novia, estás tergiversando la realidad. Cada vez que no muestras afecto hacia ella para que los demás no se sientan incómodos, estás matando tu amor. ¿En beneficio de quién? ¿De los demás? ¿Por qué tienes que sacrificar tu vida por ellos? ¿Por qué ellos valen más que tú? ¿Quién les confiere ese valor? Tú tienes todo el derecho del mundo a contarlo y demostrarlo. Cuando te dicen que no hay que contarlo porque:
forma parte de tu vida privada,
harás daño a los demás,
no lo entenderán,
los heteros no anuncian que lo son y tú no vas a ser diferente, no son más que excusas mal planteadas. Y todas conducen a una sola cosa: a limitarte y a reprimirte para que no molestes.
Si eres lesbiana, tienes todo el derecho a expresarlo de forma libre, y son quienes no lo aceptan los que están equivocados. Son ellos quienes tienen el problema, no tú. Son ellos los que deben revisar sus creencias y sus valores para adaptarse al mundo. Y es cómo lo hagan problema de ellos, no tuyo.
Cuando crees que no puedes contarle a alguien que eres lesbiana porque le harías daño, te estás confiriendo una responsabilidad que no es tuya. Es de la otra persona y, si se siente mal por saber que eres lesbiana, es ella quien tiene que modificar algo en su vida para dejar de sentirse mal, no tú.
Ahora bien, salir del armario tiene sus costes y sus beneficios. Debes analizar si te compensan más unos que otros, si los beneficios obtenidos van a ser mayores que las pérdidas.
Los beneficios pueden ser: que te sientas mejor contigo misma porque significará que habrás aceptado o estás en el camino de aceptar lo que eres y,
sobre todo, que ya no tendrás que disimular ni fingir. Debes valorar de forma individual los beneficios psicológicos que obtendrás. En ese examen, tú eres lo más importante. ¿A quién beneficiará? A ti. Lo que le pase a los demás es asunto suyo.
Al salir del armario, podrás ser tú misma. Dejarás de tener miedo de que los demás lo descubran. Ya no tendrás que fingir cosas que no eres. Ya no tendrás que dedicar energía a eso. Las relaciones que establezcas con los otros podrán ser más profundas y sinceras y sabrás la medida de su amor por ti.
Los costes pueden ser: el más importante será sin duda la pérdida de relaciones. ¿Estás preparada para aceptar, por ejemplo, que tus padres renieguen de ti? ¿Para perder a tu mejor amiga? ¿Para que algunas personas dejen de hablarte? ¿Para que te despidan del trabajo bajo cualquier pretexto? También hay que plantearse la posibilidad de que todo eso no suceda. Pon ambas cosas en la balanza de tu vida. Sólo tú puedes decidir sobre eso.

TESTIMONIOS

SAL DEL CLÓSET. DATE LA OPORTUNIDAD DE SER TÚ MISM@.

Leannes Imbert Acosta/ Directora del OBCUD LGBT

Antes de ser activista lgbt, colaboré con algunos proyectos de la sociedad civil y, aunque no lo anuncié a los cuatro vientos, ya era lesbiana, e independientemente de que no hay que estar ciego para sospecharlo, la mayoría de las personas con las que trabajé (hombres, fundamentalmente) no tenían ni idea. Pero bueno, sabemos que los heteros no ven esas cosas ni aunque se las pongas en las narices. Tienen tan arraigada en sus mentes la imagen de parejas sólo entre un hombre y una mujer, que la idea de la homosexualidad apenas les pasa por la cabeza. Y entonces te pasan cosas como estas: Un día entablé una conversación con un conocido disidente y salió el tema del lesbianismo (en realidad lo saqué yo).
Él, muy seguro de sí, me dijo: “Yo reconozco a una lesbiana a 10 cuadras. Aunque esté vestida muy femenina, no se me despinta”. Pueden imaginarse mi cara. Sólo me faltó mirar hacia arriba y ponerme a silbar.
Bueno, la cuestión es que, aunque estaba rodeada de hombres que sólo hablaban de baseball y política (todos los ingredientes para pensar que no debía contarlo), decidí no ocultarlo. Lo fui contando a unos pocos y, al paso del tiempo, me convencí de que no me apartarían o desvalorizarían por ser lesbiana. Ya no mentía cuando me preguntaban si tenía pareja, no evitaba las referencias a mi vida afectiva, ya no dejaba que creyeran que un amigo con el que conversaba era mi novio. Comencé a mostrarme abiertamente, con la certeza absoluta de que no debía ocultar lo que era.
Y entonces, en 2007 me hice activista lgbt e intenté hacerme más visible. Pensé que sería bueno que otras personas lgbt supieran que había alguien con un rostro y un nombre, alguien real, luchando por reivindicar sus derechos. Y pasó entonces lo que no había previsto. Muchas personas que empezaron a conocer del proyecto lgbt, se acercaban a mí y me felicitaban
“por mi valentía”, y eso me emocionó muchísimo. Sinceramente no esperaba aquella reacción. Y, aquella experiencia me enseñó entonces que: nunca puedes saber con certeza cómo van a reaccionar los demás; yo pensaba que las personas con las que trabajaba estaban llenos de prejuicios, sin embargo, me di cuenta de que yo también tenía muchos; cuando alguien siente cariño y respeto por ti, y valora el trabajo que haces, es difícil que cambie su actitud hacia ti porque descubra tu orientación sexual.
Mi consejo a lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros es este: “Si tienes ganas de contar a los demás lo que eres, piénsalo bien antes de hacerlo. Piensa en si serás capaz de afrontar lo que suceda después. En mi caso, he de admitir que he tenido mucha suerte. Salir del clóset me ha dado una libertad, un orgullo y una seguridad en mí misma increíbles. Ya no tengo que vivir fingiendo ser lo que no soy. Y desde luego no podría haber enfrentado el reto de dirigir una organización a favor de los derechos de las personas lgbt si no estuviera bien segura de lo que soy y de que no pasa nada por serlo. Ya logré superar la vergüenza que sentí una vez y tú también podrás conseguirlo. ¡Inténtalo!

SALIENDO DEL CLÓSET GANAMOS PAZ.

Gustavo Puentes/Servicios de información y documentación del OBCUD LGBT

De niño se supo en el barrio que había tenido juegos sexuales con vecinitos de mi edad. Todos se burlaron de mí y me rechazaron. Sentí una vergüenza que me encogió el alma. No quise sentir esto nunca más. Hice amigos en espacios distantes de mi casa. Oculté mi orientación sexual todo lo que pude. Me aterraba que alguna persona ajena a los espacios gays descubriera mi secreto, lo divulgara y todos volvieran a despreciarme.
Pero mantener la mentira sobre quien era con mis amigos se me hacía igualmente insoportable. Necesitaba ser sincero con ellos. Poco a poco confesé mi orientación a personas que creí podían comprenderme. Los primeros fueron mis padres y posteriormente, a través de los años, a algunos amigos. Mis padres me aceptaron sin discusión y los amigos con quienes hablé, en su mayoría me apoyaron.
Por Moisés Leonardo conocí a Leannes Imbert y su novia Elizabeth, ambas gestoras del OBCUD LGBT. El valor y limpieza con que asumen su orientación sexual, y las lecturas que me proporcionaron sobre la verdad de la homosexualidad y la homofobia, me dieron el valor para salir completamente del closet y servir a la comunidad como activista LGBT.
Hoy puedo confesar mi orientación sexual a todos. No soy amanerado pero expreso con franqueza mis vivencias y puntos de vista. Es cierto que hay algunos que ya no son tan abiertos conmigo porque temen a la homosexualidad. No obstante, no me avergüenzo y sé además que son ellos los que necesitan orientación y ayuda. Pese a ello observo que respetan mi valor y sinceridad, lo cual me conforta. Puedo afirmar que cuando salimos del clóset, siempre son más los que nos aceptan y apoyan, que los que nos rechazan. Recomiendo a todos los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales que se llenen de valor y lo intenten. Agradecerán el momento en que dieron este paso.
Haber salido del clóset me dio la paz de aceptarme en cada circunstancia e instante de mi vida. Estoy mucho más relajado y confiado y puedo discutir amigablemente con cualquiera sobre el error de sus actitudes homofóbicas.
La homofobia es una injusticia nacida de los prejuicios y la ignorancia que daña tanto a los LGBTs como a la comunidad heterosexual, pues muchas veces les lleva a odiar a quienes debieran amar y, a despreciar a personas merecedoras de su agradecimiento.
Mi mensaje a todos los gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros es que estudien y divulguen la verdad sobre la homosexualidad y la homofobia. Que conozcan a la comunidad LGBT, una de las más organizadas y exitosas del mundo, en sus luchas, logros, metas y horizontes. Descubrirán así las múltiples maneras de no estar solos y lo valiosas que son nuestras creatividades y visiones para la reconstrucción de un presente y futuro comunitario y social mejores. Nuestros talentos, dones y los frutos de sabiduría que cosechamos en los canteros de nuestras angustias y secretos sufrimientos, nos darán la fuerza para cambiar el mundo.

*****************

CRISTIANISMO Y HOMOSEXUALIDAD
LO QUE DICE LA BIBLIA
(Tomado del libro “Más que amigas”)

La doctora Laura Schlessinger, que conduce programas radiofónicos y de televisión con gran éxito en los Estados Unidos, se atrevió a asegurar que la Biblia condena la homosexualidad y, para ello, citó un pasaje de la misma. Al poco tiempo apareció en Internet esta ingeniosa respuesta anónima:
Querida doctora Laura:
Muchas gracias por sus esfuerzos a la hora de educar a la gente según la Ley de Dios. He aprendido muchísimo gracias a usted y siempre que puedo, intento compartir esos conocimientos con los que me rodean. Cuando alguien se empeña en defender la forma de vida de los homosexuales, yo me limito a recordarle a esa persona que en Levítico 18,22 se afirma claramente que la homosexualidad es una abominación. Fin del debate. Sin embargo, necesito que me dé algunos consejos en cuanto a algunas leyes concretas y lo que debo hacer para respetarlas.
Cuando procedo a inmolar una res en el altar, a modo de ofrenda, sé que produce un agradable olor para el Señor (Levítico 1,9), pero el problema son mis vecinos. Aseguran que a ellos el olor no les resulta agradable. ¿Acaso debo lincharles?
Me gustaría vender a mi hija por sierva, tal y como se me autoriza en Éxodo 21,7. Teniendo en cuenta los tiempos que corren, ¿qué precio cree usted que debería pedir por ella?
Sé que no se permite tocar a una mujer mientras ella se encuentre en su período de impureza menstrual (Levítico 15, 19-24). El problema es… ¿cómo lo sé? He probado a preguntar, pero la mayoría de las mujeres se sienten ofendidas.

Un amigo mío dice que aunque comer marisco es una abominación (Levítico 11,10) no es tan abominable como la homosexualidad. Yo no estoy de acuerdo con él. ¿Puede ofrecerme alguna solución?
En Levítico 21,20 se dice que no debo acercarme al altar del Señor si tengo un defecto en la vista. Reconozco que necesito gafas para leer. ¿Mi visión ha de ser perfecta o es una cuestión más o menos flexible?
La mayoría de mis amigos del sexo masculino se cortan el pelo, incluido el de la barba, aunque eso está estrictamente prohibido según Levítico 19,27. ¿Qué clase de muerte merecen?
Sé que usted ha analizado estas cuestiones a fondo, así que estoy seguro de que podrá ayudarme. Gracias una vez más por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable.
Su devoto discípulo y fan incondicional.

“El amor de Dios por todos sus hijos, no importa cuáles sean sus cargas personales, nunca falla. Y el significado de la sexualidad humana y de la llamada cristiana a la castidad se dirige a todo el mundo con la misma fuerza y el mismo amor: a los casados y a los que no lo están, a los homosexuales y a los heterosexuales”.

Charles J. Chapul, O.F.M. Cap.
Arzobispo de Denver

***************************

SÍ A LA ORIENTACIÓN Y AL COMPORTAMIENTO HOMOSEXUAL”

(Tomado de La homosexualidad: Un debate abierto de Javier Gafo)

Muchos son los cristianos que, no sólo no descalifican la orientación homosexual, sino que aceptan éticamente el mismo comportamiento homosexual cuando se dan las mismas condiciones que legitiman el comportamiento heterosexual. Aquí deben citarse varias tomas de posturas de varias Iglesias protestantes: la episcopal, ciertas Iglesias anglicanas y evangélicas estadounidenses o de Alemania, etc.
Es relevante el tratamiento de la homosexualidad en el libro, realizado por encargo de la Asociación de Teólogos de USA, HUMAN SEXUALITY. Allí se afirma que la moralidad de los actos homosexuales debe determinarse por los mismos principios generales que regulan el comportamiento heterosexual. Las expresiones homosexuales son en sí mismas neutras y su moralidad depende del hecho de que sean forma de expresión genuina de amor: “Los homosexuales tienen el mismo derecho a la intimidad y a las relaciones que los heterosexuales. Como los heterosexuales, están también obligados a aspirar en sus relaciones a los mismos ideales… Las normas que rigen la moralidad de la actividad homosexual son las mismas que gobiernan toda actividad sexual”. Para los autores de este libro, el “género” sexualidad se realiza en dos “especies”: la hetero y la homosexualidad, de las que la primera es mucho más frecuente que la segunda, pero los criterios de evaluación de ambos comportamientos dependen de la existencia de un amor fiel y exclusivo en que se vivan ambas relaciones. Es el amor el que confiere significado a la sexualidad humana. Esto lleva a la consecuencia de que los homosexuales realizan a su manera ese amor para el que han sido creados y es normal que concreten su amor total, que incluye el componente sexual, en una relación de amor con una persona del mismo sexo. Por ello, las relaciones homosexuales son realización del amor cósmico: “El hombre y la mujer homosexuales quieren y aman indiscutiblemente el sexo físico, pero sobre todo quieren y aman ser amados… Cuando una persona homosexual actúa expresamente de forma sexual y genital, el deseo que le empuja no es TENER SEXO, sino AMAR. Quieren sobre todo experimentar amor”.

CUANDO SAN PABLO PRESENTA UNA LISTA DE “LAS OBRAS DE LA CARNE”, CITA “LA FORNICACIÓN Y LA IMPUREZA”, PERO TAMBIÉN REPROCHA LOS “ODIOS, DISCORDIA, CELOS, IRA, RENCILLAS, DIVISIONES…”
(Gal 5, 20).

*****************

HOMOSEXUALES EMINENTES
Desde los Albores del movimiento de liberación gay, una de sus vertientes ha sido “sacar del clóset a los grandes homosexuales de la historia, desde la antigüedad hasta el presente. Por una parte, se ha tratado de demostrar que la homosexualidad ha existido en todas las épocas y en todos los países, y que por tanto no podemos considerarla como un fenómeno propio de la fase decadente de las civilizaciones. El listado de homosexuales eminentes ha servido además, para contrarrestar la idea, muy generalizada en los siglos XIX y XX, de que tal orientación era esencialmente patológica y que los individuos que la padecían eran inherentemente inmaduros, inestables, incapaces de formar vínculos y, por tanto, condenados al fracaso en todas las áreas de la vida.
La existencia de tantos homosexuales geniales demuestra contundentemente que tales personas pueden llegar hasta la cima del pensamiento y la creación, con toda la madurez, constancia, disciplina y capacidad de relación e interlocución que ello implica.
En todo caso, y pase lo que pase, siempre será importante recordar, rescatar y honrar la historia de la experiencia homosexual: tanto de los que sufrieron como una terrible desgracia su orientación y pudieron alcanzar grandes logros a pesar de ella, como la de los gays que, desde hace poco, han tenido o tienen vidas plenas y felices gracias a ella.

WALT WHITMAN (1819-1892)
En sus “Hojas de hierba”, especialmente en la sección titulada: “calamus”, Whitman celebra la apasionada amistad entre hombres (que él llamó “amor viril”), en la que el libre contacto físico tenía un papel importante. Sus versos en elogio del amor homosexual conmovieron a muchos gays europeos, que vieron en él a una especie de profeta. Su condición homosexual animó a mucha gente homosexual y su obra fue una bocanada de aire fresco, sobre todo en Gran Bretaña, en medio de las limitaciones y las pudorosas convenciones de la era Victoriana.
JUAN GABRIEL (1950)
“Lo que se ve no se pregunta”. Así respondió Juan Gabriel, en 2002, cuando un periodista le cuestionó sobre su homosexualidad.
Este compositor y cantante ha sido importante para crear la identidad de la cultura gay de un país tan machista como México. Cuántas de sus canciones no tendrán sugerencias del amor homosexual? Como aquella que dice: “Si en el mundo hay tanta gente diferente, una de esas tantas gentes me amará”.
Con respecto al “Noa Noa”, se ha dicho que era un lugar de ambiente gay, de ahí que la canción que le dedicara sea tan sugerente:
“Este es un lugar de ambiente
donde todo es diferente,
donde siempre alegremente
bailarás toda la noche ahí”.

RICKY MARTIN

El anuncio que hizo Ricky Martin por medio de Twitter el 29 de Marzo de 2010, conmocionó a no pocas personas. Muchos fans se sorprendieron al leer estas inesperadas palabras: “Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida”. Más adelante declaró: “Les juro que cada una de mis palabras nace del amor, de la aceptación y el desprendimiento. Que escribir estas líneas es el acercamiento a mi paz interna, parte vital de mi evolución”.
Martin despertó la expectativa de los 776,112 seguidores que tiene su cuenta Twitter cuando escribió la frase del poeta latino Persio: Ne te quaesiveris extra, que significa “no te busques fuera”. Al día siguiente, incluyó la famosa frase de Martin Luther King: “Nuestras vidas empiezan a morir el día que callamos cosas que son verdaderamente importantes”.

**********************

Soy la mejor persona que puedo ser y no puedo ser diferente. Yo soy quien soy y eso no me hace ni mejor ni peor que nadie. Si no me pueden aceptar simplemente así, como soy y nada más, lo siento, pero no puedo convertirme en lo que no soy.

CAFÉ TERTULIA
DE LOS SÁBADOS
ESPACIO CULTURAL LGBT
Un espacio para reflexionar, conversar y conocer sobre la culturalgbt

Te invitamos a que te sumes a nosotros el segundo y último sábado de cada mes, a las 5 de la tarde.

Próximos temas a discutir:

  • Cómo sabes que eres gay/lesbiana?
  • Por qué salir del clóset?
  • Mitos y tabúes en torno a la homosexualidad.
  • Cómo reafirmar nuestra identidad.
  • Familia.
  • La iglesia y la homosexualidad
  • Los gays y las lesbianas discriminamos?
  • Poesía.

¡Anímate y únete a nosotr@s!
Es un espacio divertido que contribuirá a tu crecimiento personal y comunitario
Para más información, llama al teléfono: 870 8331

Nube de etiquetas