un blog para narrar la realidad de gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros en Cuba

Boletín delOBSERVATORIOCUBANODE LOS DERECHOS LGBT
Julio/ Agosto de 2011
Primero te ignoran; luego se ríen de ti; después te atacan… y entonces ya has ganado”
Mahatma Gandhi

EQUIPO DE REDACCIÓN:
Leannes Imbert Acosta
Gustavo Puentes
Moisés Leonardo R. Valdés

COMPOSICIÓN COMPUTARIZADA:
Elizabeth García

FOTO DE PORTADA:
“Paseo del Orgullo Gay” el 28 de Junio de 2011.

CONTÁCTENOS A TRAVÉS DE:
cobservatorio
Teléfono: 870 8331

EN ESTE NÚMERO:
EDITORIAL:
Rebeldes con causa/ Leannes I. Acosta.
NOTICIA DE IMPACTO:
El primer “Paseo del Orgullo Gay”.
LO QUE DICE EL ESPECIALISTA:
El deseo homosexual según Freud.
Criterios erróneos sobre la homosexualidad.
Por qué salir del armario.
TESTIMONIOS:
Sal del clóset. Date la oportunidad de ser tú mism Leannes I. Acosta
Saliendo del clóset ganamos paz/ Gustavo Puentes.

CRISTIANISMO Y HOMOSEXUALIDAD:

Lo que dice la Biblia.

“Sí” a la orientación y al comportamiento homosexual.

HOMOSEXUALES EMINENTES:
Walt Whitman (1819-1892)
Juan Gabriel (1950)
Ricky Martin

EDITORIAL:
Rebeldes con causa
En Cuba, aunque las lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros componen una minoría, el ritmo de crecimiento en la actualidad es significativo, sólo que hay muchos que aún acechan a las espera, entre las sombras.
Es este un país donde existen muchísimos prejuicios en cuanto a la homosexualidad. Aquí, todo el que no sea heterosexual y se rija por los patrones sexuales que nos han impuesto, es censurado en gran medida y llamado impuro.
Podríamos no dañar con nuestro amor a ninguna criatura viviente, podríamos volvernos más perfectos para la compresión y la caridad a causa de nuestro amor, pero nada de eso parece salvarnos del flagelo de una sociedad donde un gran número de personas da la espalda a nuestras acciones más nobles, encontrando en nosotros, tan sólo corrupción y vileza.
Podemos ver hombres y mujeres (heterosexuales), corrompiéndose los unos con los otros, dejando caer sus pecados sobres sus hijos; podemos ver deslealtad, mentiras y traiciones entre esas personas a las que la sociedad mira con aprobación. Encontraremos que muchos se han vuelto duros de corazón, voraces, mezquinos, crueles y lujuriosos… entonces nos preguntamos, si hay tantas personas que, con una orientación sexual o una identidad de género diferente a la de la mayoría, son más merecedoras de respeto que esta gente, ¿Por qué nos censura la sociedad?
Somos muchos los que reclamamos nuestro derecho a “soñar nuestros sueños”. Este país tan complejo es de todos. Homosexuales, heterosexuales, bisexuales y transgéneros debemos andar juntos. Pero para ello, debemos lograr una sociedad “verdaderamente culta”, donde impere la convicción de que las diferentes orientaciones sexuales son algo personal, de carácter íntimo, que no admite marginación.
Cualquiera con un mínimo de inteligencia y de sensibilidad que se acerque a estas líneas, verá claramente que hay que romper, si vamos de buena fe, con toda una serie de esquemas caducados, fóbicos e inhumanos, cuya consecuencia ha sido, además de una fiera represión física y psíquica, sumir a miles de seres humanos en la desesperación, el miedo, el odio de sí mismos y la neurosis.
Si pasamos revista a los últimos 50 años, sobre todo, a los primeros años de Revolución, descubriremos recuerdos de una política heterosexista y homofóbica. Recordaremos atrocidades como las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), verdaderos Campos de Concentración instituidos entre los años 1965 y 1968; los acuerdos del primer Congreso de Educación y Cultura en 1971, que sancionaban a los que siendo homosexuales, ocuparan cargos artísticos o en la Educación. El propio Fidel Castro, dejó clara su postura homofóbica cuando en 1965 le dijera al periodista Lee Lockwood: “Nunca hemos creído que un homosexual pueda personificar las condiciones y requisitos de conducta que nos permitan considerarlo un verdadero revolucionario, un verdadero comunista. Una desviación de esa naturaleza choca con el concepto que tenemos de lo que debe ser un militante comunista.”
Hoy, 50 años después, los homosexuales que formamos las generaciones que les han seguido a todos aquellos que fueron víctimas de tales atrocidades, somos los responsables de implantar en nuestra hora, la Libertad, el Respeto a la Diversidad Sexual y el ejercicio de la Confraternidad Humana.
Es cierto que, como declarara en 2003 para la revista Alma Mater, la fiscal del Dpto. de Procesos Penales de la Fiscalía Provincial de Ciudad de la Habana, “los homosexuales cubanos no habían cuestionado abiertamente sus derechos, ni exigido otros, a diferencia de algunos países donde los ciudadanos han sido parte de movimientos sociales imposibles de ignorar institucionalmente, y que han conducido a conquistas como el matrimonio, el derecho a la pensión y la adopción por parejas del mismo sexo”.
En la actualidad, la realidad es otra. A pesar de que nuestro Gobierno, que se ufana de haber creado un estado de igualdad y de cumplir cabalmente los Principios Constitucionales, ha hecho caso omiso a nuestras solicitudes ante la Dirección de Registro de asociaciones y a nuestras demandas, existe en Cuba, el
Observatorio cubano de los derechos LGBT (OBCUD LGBT), proyecto que tiene entre sus principales objetivos, lograr una sociedad donde las personas LGBT “no tengamos que seguir demostrando nuestra humanidad ni reclamando nuestros derechos”. El OBCUD LGBT es promovido por personas con firmes y justas convicciones. Formamos un conjunto de ciudadanos dispuestos a hablar frente a frente y actuar en defensa de nuestros derechos, para resolver los problemas que afectan las vidas y oscurecen el futuro de las personas LGBT en la isla.
A pesar de que la igualdad, la no discriminación, la diversidad y el respeto al ser humano, son cosas sencillas y básicas que no deberían perderse de vista entre la confusión y la complejidad de la Cuba de hoy, el Estado y nuestra sociedad, en alguna medida siguen imponiendo a las personas, normas relativas a la orientación sexual y la identidad de género a través de costumbres y leyes caducadas y homofóbicas y procuran controlar cómo las personas viven sus relaciones y cómo se definen a sí mismas.
La vigilancia, la coacción y las “advertencias” a las personas que promovemos proyectos tan alentadores, siguen siendo algunas de las fuerzas que sustentan la perpetuación de la desigualdad basada en la Orientación Sexual.
No obstante, los homosexuales cubanos tenemos fe en que “con el tiempo, las estatuas decapitadas _como dijera un ensayista y crítico del ICAIC_ recuperarán sus cabezas”… es algo así como ese proyecto de nación integradora, por el que muchos han comenzado a luchar, sin proseguir esa lucha, vencidos ante las primeras batallas. Todos sabemos que, “las culturas _a decir del filósofo mexicano Leopoldo Zea_ suelen ser, por naturaleza, excluyentes”, pero pienso que si luchamos todos “juntos”, la nuestra, con tantas conquistas y tantos valores, puede serlo cada vez menos

NOTICIA DE IMPACTO:

El primer “Paseo del Orgullo Gay”.
El 28 de Junio, a las tres de la tarde, decenas de activistas lgbt y otros miembros de la sociedad civil, desfilaron por el Paseo del Prado para celebrar el Día del Orgullo Gay.
Agitando banderas con el símbolo del arcoíris los miembros del OBCUD LGBT y otros ciudadanos protagonizaron la primera manifestación gay en Cuba no patrocinada por el gobierno, a pesar de la fuerte presencia policial y las advertencias de la Seguridad del Estado.

El evento sirvió para visualizar a la comunidad lgbt, a esas personas lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros de la isla, que por tanto tiempo han asechado a la espera, entre la sombras.

********************

LO QUE DICE EL ESPECIALISTA:

EL DESEO HOMOSEXUAL, SEGÚN FREUD
Para Freud, el homosexual es aquella persona, hombre o mujer, cuyo objeto sexual es otra persona de su mismo sexo, y por el solo hecho de su orientación sexual, no puede ser considerado como “degenerado”. Da varios argumentos para justificar su afirmación. Entre ellos, que la homosexualidad se da en personas normales, “que no muestran otras graves anormalidades y cuya capacidad funcional no se halla perturbado”. Otro argumento es que, la homosexualidad se da incluso en personas “que se distinguen por su gran desarrollo intelectual y elevada cultura ética”. Freud se opone rotundamente no sólo al hecho sino también a la tentativa de separar a los homosexuales del resto de la humanidad, de marginarlos como un grupo aparte.
Según este psicoanalista, el deseo homosexual es universal, está presente en todo ser humano. La sexualidad de toda persona incluye esencialmente una dimensión homosexual. Todo individuo ha llevado a término, al menos en su inconsciente, una elección homosexual de objeto. La disposición para la homosexualidad no constituye ninguna excepción, ninguna anormalidad, sino que forma parte de todo ser normal. Para Freud la actitud primaria y original de todo ser humano radica en la posibilidad de orientarse indistintamente hacia personas de uno u otro sexo. Serán las restricciones sociales, las que facilitarán el predominio de uno de otro.

CRITERIOS ERRÓNEOS SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD.
(tomado de “Más que amigas”, de Jennifer Quiles)

La homosexualidad es de origen genético u hormonal.
Hasta ahora no se ha demostrado nada de esto, hoy por hoy no se conocen causas de la homosexualidad, pero tampoco las de la heterosexualidad. Así que si la ciencia no lo sabe, si no hay forma humana de saberlo, ¿para qué perder el tiempo preguntándotelo? ¿Qué hay más allá de nuestro Universo? ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? Por otro lado, ¿para qué queremos saber cuál es la causa? ¿Para evitarlo? ¿Por qué?.
La homosexualidad se puede curar.
Hasta 1973 la homosexualidad era considerada una enfermedad mental. Pero en ese año la Asociación Americana de Psiquiatría dejo de incluirla en al lista de trastornos mentales. Puesto que no es una enfermedad, no hay que plantearse ninguna cura. Si alguna vez encuentras a un terapeuta que te ofrezca algún tratamiento, piensa que te están engañando
La homosexualidad es antinatural.
Esto tampoco es cierto. Si la homosexualidad ha existido siempre a lo largo de la historia, si más o menos un 10 por ciento de la población es homosexual, ¿no es natural por tanto en el ser humano? Lo que sería antinatural es forzar a tu hija a que vaya en contra de su naturaleza. Piensa sobre ello. ¿Tú podrías ir en contra de la tuya?.
Mi hija es lesbiana porque alguien la ha pervertido.
Si tu hija ha tenido una relación con otra mujer es porque ha querido. La homosexualidad no es algo que se trasmita por contacto. Lo eres o no lo eres. Nadie va a hacer que te hagas homosexual si realmente no lo eres.

***************************

¿POR QUÉ SALIR
DEL ARMARIO?
(Tomado de MÁS QUE AMIGAS,
De Jennifer Quiles.)

Para empezar, vamos a definir lo que significa SALIR DEL ARMARIO. En el presente trabajo usaremos ese término para referirnos a dar a conocer a los demás nuestra orientación sexual, no importa si lo anuncias de forma voluntaria o si lo demuestras con naturalidad, a través de tu comportamiento y tus actitudes cotidianas. La cuestión es que los otros sepan que no eres heterosexual.
Mucha gente se pregunta qué necesidad tenemos gays, lesbianas y bisexuales de contarlo si los heteros no van diciendo por ahí: “Hola, me llamo Tal y soy hetero”. Pero esta frase está mal planteada. No se trata de que nosotros necesitemos anunciar: “Hola, soy lesbiana o bi”, sino de hacer lo mismo que cualquier ser humano. Es decir, ser nosotros mismos en cada momento, sin tener que ocultarnos o fingir cosas que no somos.
Además, los heteros sí que dicen que lo son. No lo hacen de forma directa, sino con muchos otros mensajes indirectos. Ellos no dudan a la hora de hablar de sus parejas. A lo largo del día se producen infinidad de situaciones de comunicación en que ofrecen datos de su vida privada. Ya sea porque hablan en plural refiriéndose a su familia, ya sea porque directamente mencionan a sus esposos, esposas, novias o compañeros. Sin embargo, debido a la doble moral de esta sociedad heterosexista, si una lesbiana hace lo mismo, se le acusa de ir pregonándolo. Y la gente se incomoda con eso.
También hay quien cree que no hay que decirlo porque ya se sobrentiende. Sin embargo, no siempre es así. Mucha gente parece que lo sabe y en realidad simplemente está negando lo que ve. Dar por supuestas algunas cosas también puede ser una forma de reprimirte. Si has de estar midiendo lo que dices, lo que muestras, lo que haces, créeme, al cabo del día es muy agotador.
¿POR QUÉ ES BUENO SALIR DEL ARMARIO? Porque estar dentro implica llevar doble vida. Es decir, servirse de estrategias de simulación y camuflaje, secretos y mentiras. ¿ALGUIEN PUEDE CONVENCERME DE QUE TODO ESO ES BUENO? Quizá para un espía o una secta secreta lo sea, pero nosotros somos gente corriente (bueno, supongo
que habrá algún espía gay o lesbiana, seguro que será un maestro en el arte de disimular). Mantener ese secretismo en tu vida cotidiana supone un esfuerzo mental bastante importante y todo ese esfuerzo puede influir en tus relaciones afectivas, en tu sexualidad, en tu carrera profesional.
Puede provocarte angustia, ansiedad, estrés y otras consecuencias psicológicas, dependiendo de tu personalidad y tu capacidad para afrontar esa situación. Fingir y mentir en muchos ámbitos de tu vida puede llegar a desquiciarte por completo.
Por otro lado, las relaciones que estableces con los demás nunca son sinceras, puesto que estás ocultando una parte importante de ti y es gracias a eso que los otros te soportan. No tienes idea de cómo reaccionarían si supieran que no eres heterosexual. Si seguirían manteniendo el vínculo contigo. En realidad, no te conocen. Ocultando parte de ti, nunca establecerás relaciones profundas e íntimas con los demás.
Cada vez que dices que estás soltera cuando en realidad tienes pareja, estás mintiendo. Cada vez que llamas amiga a tu novia, estás tergiversando la realidad. Cada vez que no muestras afecto hacia ella para que los demás no se sientan incómodos, estás matando tu amor. ¿En beneficio de quién? ¿De los demás? ¿Por qué tienes que sacrificar tu vida por ellos? ¿Por qué ellos valen más que tú? ¿Quién les confiere ese valor? Tú tienes todo el derecho del mundo a contarlo y demostrarlo. Cuando te dicen que no hay que contarlo porque:
forma parte de tu vida privada,
harás daño a los demás,
no lo entenderán,
los heteros no anuncian que lo son y tú no vas a ser diferente, no son más que excusas mal planteadas. Y todas conducen a una sola cosa: a limitarte y a reprimirte para que no molestes.
Si eres lesbiana, tienes todo el derecho a expresarlo de forma libre, y son quienes no lo aceptan los que están equivocados. Son ellos quienes tienen el problema, no tú. Son ellos los que deben revisar sus creencias y sus valores para adaptarse al mundo. Y es cómo lo hagan problema de ellos, no tuyo.
Cuando crees que no puedes contarle a alguien que eres lesbiana porque le harías daño, te estás confiriendo una responsabilidad que no es tuya. Es de la otra persona y, si se siente mal por saber que eres lesbiana, es ella quien tiene que modificar algo en su vida para dejar de sentirse mal, no tú.
Ahora bien, salir del armario tiene sus costes y sus beneficios. Debes analizar si te compensan más unos que otros, si los beneficios obtenidos van a ser mayores que las pérdidas.
Los beneficios pueden ser: que te sientas mejor contigo misma porque significará que habrás aceptado o estás en el camino de aceptar lo que eres y,
sobre todo, que ya no tendrás que disimular ni fingir. Debes valorar de forma individual los beneficios psicológicos que obtendrás. En ese examen, tú eres lo más importante. ¿A quién beneficiará? A ti. Lo que le pase a los demás es asunto suyo.
Al salir del armario, podrás ser tú misma. Dejarás de tener miedo de que los demás lo descubran. Ya no tendrás que fingir cosas que no eres. Ya no tendrás que dedicar energía a eso. Las relaciones que establezcas con los otros podrán ser más profundas y sinceras y sabrás la medida de su amor por ti.
Los costes pueden ser: el más importante será sin duda la pérdida de relaciones. ¿Estás preparada para aceptar, por ejemplo, que tus padres renieguen de ti? ¿Para perder a tu mejor amiga? ¿Para que algunas personas dejen de hablarte? ¿Para que te despidan del trabajo bajo cualquier pretexto? También hay que plantearse la posibilidad de que todo eso no suceda. Pon ambas cosas en la balanza de tu vida. Sólo tú puedes decidir sobre eso.

TESTIMONIOS

SAL DEL CLÓSET. DATE LA OPORTUNIDAD DE SER TÚ MISM@.

Leannes Imbert Acosta/ Directora del OBCUD LGBT

Antes de ser activista lgbt, colaboré con algunos proyectos de la sociedad civil y, aunque no lo anuncié a los cuatro vientos, ya era lesbiana, e independientemente de que no hay que estar ciego para sospecharlo, la mayoría de las personas con las que trabajé (hombres, fundamentalmente) no tenían ni idea. Pero bueno, sabemos que los heteros no ven esas cosas ni aunque se las pongas en las narices. Tienen tan arraigada en sus mentes la imagen de parejas sólo entre un hombre y una mujer, que la idea de la homosexualidad apenas les pasa por la cabeza. Y entonces te pasan cosas como estas: Un día entablé una conversación con un conocido disidente y salió el tema del lesbianismo (en realidad lo saqué yo).
Él, muy seguro de sí, me dijo: “Yo reconozco a una lesbiana a 10 cuadras. Aunque esté vestida muy femenina, no se me despinta”. Pueden imaginarse mi cara. Sólo me faltó mirar hacia arriba y ponerme a silbar.
Bueno, la cuestión es que, aunque estaba rodeada de hombres que sólo hablaban de baseball y política (todos los ingredientes para pensar que no debía contarlo), decidí no ocultarlo. Lo fui contando a unos pocos y, al paso del tiempo, me convencí de que no me apartarían o desvalorizarían por ser lesbiana. Ya no mentía cuando me preguntaban si tenía pareja, no evitaba las referencias a mi vida afectiva, ya no dejaba que creyeran que un amigo con el que conversaba era mi novio. Comencé a mostrarme abiertamente, con la certeza absoluta de que no debía ocultar lo que era.
Y entonces, en 2007 me hice activista lgbt e intenté hacerme más visible. Pensé que sería bueno que otras personas lgbt supieran que había alguien con un rostro y un nombre, alguien real, luchando por reivindicar sus derechos. Y pasó entonces lo que no había previsto. Muchas personas que empezaron a conocer del proyecto lgbt, se acercaban a mí y me felicitaban
“por mi valentía”, y eso me emocionó muchísimo. Sinceramente no esperaba aquella reacción. Y, aquella experiencia me enseñó entonces que: nunca puedes saber con certeza cómo van a reaccionar los demás; yo pensaba que las personas con las que trabajaba estaban llenos de prejuicios, sin embargo, me di cuenta de que yo también tenía muchos; cuando alguien siente cariño y respeto por ti, y valora el trabajo que haces, es difícil que cambie su actitud hacia ti porque descubra tu orientación sexual.
Mi consejo a lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros es este: “Si tienes ganas de contar a los demás lo que eres, piénsalo bien antes de hacerlo. Piensa en si serás capaz de afrontar lo que suceda después. En mi caso, he de admitir que he tenido mucha suerte. Salir del clóset me ha dado una libertad, un orgullo y una seguridad en mí misma increíbles. Ya no tengo que vivir fingiendo ser lo que no soy. Y desde luego no podría haber enfrentado el reto de dirigir una organización a favor de los derechos de las personas lgbt si no estuviera bien segura de lo que soy y de que no pasa nada por serlo. Ya logré superar la vergüenza que sentí una vez y tú también podrás conseguirlo. ¡Inténtalo!

SALIENDO DEL CLÓSET GANAMOS PAZ.

Gustavo Puentes/Servicios de información y documentación del OBCUD LGBT

De niño se supo en el barrio que había tenido juegos sexuales con vecinitos de mi edad. Todos se burlaron de mí y me rechazaron. Sentí una vergüenza que me encogió el alma. No quise sentir esto nunca más. Hice amigos en espacios distantes de mi casa. Oculté mi orientación sexual todo lo que pude. Me aterraba que alguna persona ajena a los espacios gays descubriera mi secreto, lo divulgara y todos volvieran a despreciarme.
Pero mantener la mentira sobre quien era con mis amigos se me hacía igualmente insoportable. Necesitaba ser sincero con ellos. Poco a poco confesé mi orientación a personas que creí podían comprenderme. Los primeros fueron mis padres y posteriormente, a través de los años, a algunos amigos. Mis padres me aceptaron sin discusión y los amigos con quienes hablé, en su mayoría me apoyaron.
Por Moisés Leonardo conocí a Leannes Imbert y su novia Elizabeth, ambas gestoras del OBCUD LGBT. El valor y limpieza con que asumen su orientación sexual, y las lecturas que me proporcionaron sobre la verdad de la homosexualidad y la homofobia, me dieron el valor para salir completamente del closet y servir a la comunidad como activista LGBT.
Hoy puedo confesar mi orientación sexual a todos. No soy amanerado pero expreso con franqueza mis vivencias y puntos de vista. Es cierto que hay algunos que ya no son tan abiertos conmigo porque temen a la homosexualidad. No obstante, no me avergüenzo y sé además que son ellos los que necesitan orientación y ayuda. Pese a ello observo que respetan mi valor y sinceridad, lo cual me conforta. Puedo afirmar que cuando salimos del clóset, siempre son más los que nos aceptan y apoyan, que los que nos rechazan. Recomiendo a todos los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales que se llenen de valor y lo intenten. Agradecerán el momento en que dieron este paso.
Haber salido del clóset me dio la paz de aceptarme en cada circunstancia e instante de mi vida. Estoy mucho más relajado y confiado y puedo discutir amigablemente con cualquiera sobre el error de sus actitudes homofóbicas.
La homofobia es una injusticia nacida de los prejuicios y la ignorancia que daña tanto a los LGBTs como a la comunidad heterosexual, pues muchas veces les lleva a odiar a quienes debieran amar y, a despreciar a personas merecedoras de su agradecimiento.
Mi mensaje a todos los gays, lesbianas, bisexuales y transgéneros es que estudien y divulguen la verdad sobre la homosexualidad y la homofobia. Que conozcan a la comunidad LGBT, una de las más organizadas y exitosas del mundo, en sus luchas, logros, metas y horizontes. Descubrirán así las múltiples maneras de no estar solos y lo valiosas que son nuestras creatividades y visiones para la reconstrucción de un presente y futuro comunitario y social mejores. Nuestros talentos, dones y los frutos de sabiduría que cosechamos en los canteros de nuestras angustias y secretos sufrimientos, nos darán la fuerza para cambiar el mundo.

*****************

CRISTIANISMO Y HOMOSEXUALIDAD
LO QUE DICE LA BIBLIA
(Tomado del libro “Más que amigas”)

La doctora Laura Schlessinger, que conduce programas radiofónicos y de televisión con gran éxito en los Estados Unidos, se atrevió a asegurar que la Biblia condena la homosexualidad y, para ello, citó un pasaje de la misma. Al poco tiempo apareció en Internet esta ingeniosa respuesta anónima:
Querida doctora Laura:
Muchas gracias por sus esfuerzos a la hora de educar a la gente según la Ley de Dios. He aprendido muchísimo gracias a usted y siempre que puedo, intento compartir esos conocimientos con los que me rodean. Cuando alguien se empeña en defender la forma de vida de los homosexuales, yo me limito a recordarle a esa persona que en Levítico 18,22 se afirma claramente que la homosexualidad es una abominación. Fin del debate. Sin embargo, necesito que me dé algunos consejos en cuanto a algunas leyes concretas y lo que debo hacer para respetarlas.
Cuando procedo a inmolar una res en el altar, a modo de ofrenda, sé que produce un agradable olor para el Señor (Levítico 1,9), pero el problema son mis vecinos. Aseguran que a ellos el olor no les resulta agradable. ¿Acaso debo lincharles?
Me gustaría vender a mi hija por sierva, tal y como se me autoriza en Éxodo 21,7. Teniendo en cuenta los tiempos que corren, ¿qué precio cree usted que debería pedir por ella?
Sé que no se permite tocar a una mujer mientras ella se encuentre en su período de impureza menstrual (Levítico 15, 19-24). El problema es… ¿cómo lo sé? He probado a preguntar, pero la mayoría de las mujeres se sienten ofendidas.

Un amigo mío dice que aunque comer marisco es una abominación (Levítico 11,10) no es tan abominable como la homosexualidad. Yo no estoy de acuerdo con él. ¿Puede ofrecerme alguna solución?
En Levítico 21,20 se dice que no debo acercarme al altar del Señor si tengo un defecto en la vista. Reconozco que necesito gafas para leer. ¿Mi visión ha de ser perfecta o es una cuestión más o menos flexible?
La mayoría de mis amigos del sexo masculino se cortan el pelo, incluido el de la barba, aunque eso está estrictamente prohibido según Levítico 19,27. ¿Qué clase de muerte merecen?
Sé que usted ha analizado estas cuestiones a fondo, así que estoy seguro de que podrá ayudarme. Gracias una vez más por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable.
Su devoto discípulo y fan incondicional.

“El amor de Dios por todos sus hijos, no importa cuáles sean sus cargas personales, nunca falla. Y el significado de la sexualidad humana y de la llamada cristiana a la castidad se dirige a todo el mundo con la misma fuerza y el mismo amor: a los casados y a los que no lo están, a los homosexuales y a los heterosexuales”.

Charles J. Chapul, O.F.M. Cap.
Arzobispo de Denver

***************************

SÍ A LA ORIENTACIÓN Y AL COMPORTAMIENTO HOMOSEXUAL”

(Tomado de La homosexualidad: Un debate abierto de Javier Gafo)

Muchos son los cristianos que, no sólo no descalifican la orientación homosexual, sino que aceptan éticamente el mismo comportamiento homosexual cuando se dan las mismas condiciones que legitiman el comportamiento heterosexual. Aquí deben citarse varias tomas de posturas de varias Iglesias protestantes: la episcopal, ciertas Iglesias anglicanas y evangélicas estadounidenses o de Alemania, etc.
Es relevante el tratamiento de la homosexualidad en el libro, realizado por encargo de la Asociación de Teólogos de USA, HUMAN SEXUALITY. Allí se afirma que la moralidad de los actos homosexuales debe determinarse por los mismos principios generales que regulan el comportamiento heterosexual. Las expresiones homosexuales son en sí mismas neutras y su moralidad depende del hecho de que sean forma de expresión genuina de amor: “Los homosexuales tienen el mismo derecho a la intimidad y a las relaciones que los heterosexuales. Como los heterosexuales, están también obligados a aspirar en sus relaciones a los mismos ideales… Las normas que rigen la moralidad de la actividad homosexual son las mismas que gobiernan toda actividad sexual”. Para los autores de este libro, el “género” sexualidad se realiza en dos “especies”: la hetero y la homosexualidad, de las que la primera es mucho más frecuente que la segunda, pero los criterios de evaluación de ambos comportamientos dependen de la existencia de un amor fiel y exclusivo en que se vivan ambas relaciones. Es el amor el que confiere significado a la sexualidad humana. Esto lleva a la consecuencia de que los homosexuales realizan a su manera ese amor para el que han sido creados y es normal que concreten su amor total, que incluye el componente sexual, en una relación de amor con una persona del mismo sexo. Por ello, las relaciones homosexuales son realización del amor cósmico: “El hombre y la mujer homosexuales quieren y aman indiscutiblemente el sexo físico, pero sobre todo quieren y aman ser amados… Cuando una persona homosexual actúa expresamente de forma sexual y genital, el deseo que le empuja no es TENER SEXO, sino AMAR. Quieren sobre todo experimentar amor”.

CUANDO SAN PABLO PRESENTA UNA LISTA DE “LAS OBRAS DE LA CARNE”, CITA “LA FORNICACIÓN Y LA IMPUREZA”, PERO TAMBIÉN REPROCHA LOS “ODIOS, DISCORDIA, CELOS, IRA, RENCILLAS, DIVISIONES…”
(Gal 5, 20).

*****************

HOMOSEXUALES EMINENTES
Desde los Albores del movimiento de liberación gay, una de sus vertientes ha sido “sacar del clóset a los grandes homosexuales de la historia, desde la antigüedad hasta el presente. Por una parte, se ha tratado de demostrar que la homosexualidad ha existido en todas las épocas y en todos los países, y que por tanto no podemos considerarla como un fenómeno propio de la fase decadente de las civilizaciones. El listado de homosexuales eminentes ha servido además, para contrarrestar la idea, muy generalizada en los siglos XIX y XX, de que tal orientación era esencialmente patológica y que los individuos que la padecían eran inherentemente inmaduros, inestables, incapaces de formar vínculos y, por tanto, condenados al fracaso en todas las áreas de la vida.
La existencia de tantos homosexuales geniales demuestra contundentemente que tales personas pueden llegar hasta la cima del pensamiento y la creación, con toda la madurez, constancia, disciplina y capacidad de relación e interlocución que ello implica.
En todo caso, y pase lo que pase, siempre será importante recordar, rescatar y honrar la historia de la experiencia homosexual: tanto de los que sufrieron como una terrible desgracia su orientación y pudieron alcanzar grandes logros a pesar de ella, como la de los gays que, desde hace poco, han tenido o tienen vidas plenas y felices gracias a ella.

WALT WHITMAN (1819-1892)
En sus “Hojas de hierba”, especialmente en la sección titulada: “calamus”, Whitman celebra la apasionada amistad entre hombres (que él llamó “amor viril”), en la que el libre contacto físico tenía un papel importante. Sus versos en elogio del amor homosexual conmovieron a muchos gays europeos, que vieron en él a una especie de profeta. Su condición homosexual animó a mucha gente homosexual y su obra fue una bocanada de aire fresco, sobre todo en Gran Bretaña, en medio de las limitaciones y las pudorosas convenciones de la era Victoriana.
JUAN GABRIEL (1950)
“Lo que se ve no se pregunta”. Así respondió Juan Gabriel, en 2002, cuando un periodista le cuestionó sobre su homosexualidad.
Este compositor y cantante ha sido importante para crear la identidad de la cultura gay de un país tan machista como México. Cuántas de sus canciones no tendrán sugerencias del amor homosexual? Como aquella que dice: “Si en el mundo hay tanta gente diferente, una de esas tantas gentes me amará”.
Con respecto al “Noa Noa”, se ha dicho que era un lugar de ambiente gay, de ahí que la canción que le dedicara sea tan sugerente:
“Este es un lugar de ambiente
donde todo es diferente,
donde siempre alegremente
bailarás toda la noche ahí”.

RICKY MARTIN

El anuncio que hizo Ricky Martin por medio de Twitter el 29 de Marzo de 2010, conmocionó a no pocas personas. Muchos fans se sorprendieron al leer estas inesperadas palabras: “Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me da la vida”. Más adelante declaró: “Les juro que cada una de mis palabras nace del amor, de la aceptación y el desprendimiento. Que escribir estas líneas es el acercamiento a mi paz interna, parte vital de mi evolución”.
Martin despertó la expectativa de los 776,112 seguidores que tiene su cuenta Twitter cuando escribió la frase del poeta latino Persio: Ne te quaesiveris extra, que significa “no te busques fuera”. Al día siguiente, incluyó la famosa frase de Martin Luther King: “Nuestras vidas empiezan a morir el día que callamos cosas que son verdaderamente importantes”.

**********************

Soy la mejor persona que puedo ser y no puedo ser diferente. Yo soy quien soy y eso no me hace ni mejor ni peor que nadie. Si no me pueden aceptar simplemente así, como soy y nada más, lo siento, pero no puedo convertirme en lo que no soy.

CAFÉ TERTULIA
DE LOS SÁBADOS
ESPACIO CULTURAL LGBT
Un espacio para reflexionar, conversar y conocer sobre la culturalgbt

Te invitamos a que te sumes a nosotros el segundo y último sábado de cada mes, a las 5 de la tarde.

Próximos temas a discutir:

  • Cómo sabes que eres gay/lesbiana?
  • Por qué salir del clóset?
  • Mitos y tabúes en torno a la homosexualidad.
  • Cómo reafirmar nuestra identidad.
  • Familia.
  • La iglesia y la homosexualidad
  • Los gays y las lesbianas discriminamos?
  • Poesía.

¡Anímate y únete a nosotr@s!
Es un espacio divertido que contribuirá a tu crecimiento personal y comunitario
Para más información, llama al teléfono: 870 8331

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: